¡Qué bueno es dar el pecho!

Producir leche quema las grasas acumuladas durante el embarazo y, por tanto, quema calorías

Producir leche quema las grasas acumuladas durante el embarazo y, por tanto, quema calorías (está comprobado que las madres que dan el pecho a sus bebés gastan alrededor de 500 calorías diarias durante el proceso de producción de la leche).

Y cuando el pequeño mama y estimula el pezón, el organismo segrega una hormona, la oxitocina, que produce contracciones uterinas (los entuertos), ayudando a que el útero vuelva a su tamaño original y a que recuperes antes la forma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Eso sí, no caigas en el error de pensar que la lactancia te da vía libre para excederte con los alimentos hipercalóricos (dulces, grasas, etc).

Ejercicios en el sofá

Es básico que descanses entre cada toma del bebé; de lo contrario, tu organismo se resentirá. Mientras lo haces en el sofá o en la cama, puedes practicar unos ejercicios muy sencillos que, además de relajarte físicamente, tonificarán y activarán la circulación de tus piernas y te ayudarán a eliminar la tan incómoda retención de líquidos:

  • Tumbada boca arriba o recostada, con las piernas ligeramente elevadas (colócalas sobre una almohada), dibuja círculos con las puntas de los pies, primero hacia la derecha y luego hacia la izquierda.
  • Pon las puntas de los pies hacia arriba o hacia abajo, mantén la tensión unos segundos y relaja.
  • Esto lo puedes hacer desde el primer día de postparto, incluso si has dado a luz por cesárea. De todas formas, ante la más mínima molestia detente de inmediato y deja estos ejercicios para más adelante; quizá aún no estés preparada.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo