Respuestas a tus dudas en el postparto

Acabas de dar a luz y en tu cabeza bullen mil y una dudas. Y no sólo relativas al bebé y sus cuidados, sino también sobre ti misma y tu recuperación. Tienes que saber que debes esperar un poco para volver a la normalidad.Y también lo que puedes o no puedes hacer.

Tras el parto, son muchas las preguntas que se agolpan en tu cabeza y muchas incertidumbres que no sabes cuándo se resolverán.

Sobre todo si eres primeriza, todo te parecerá un mundo y llegarás a pensar que nunca volverás a ser una persona normal, sin tiempo para otra cosa que no sea el cuidado de tu bebé.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Fina Privat, matrona del Hospital Comarcal de Blanes y perteneciente a la Associació Catalana de Llevadores, te ayudará a resolver tus miedos y preguntas.

¿PUEDO LEVANTARME Y CAMINAR?

Depende del tipo de parto. Si ha sido vaginal y sin anestesia, podrás levantarte tan pronto como te sientas capaz de hacerlo. Si has tenido un parto con epidural, tendrás que esperar unas tres o cuatro horas, hasta que recuperes la movilidad normal de las piernas.

El efecto de la anestesia puede hacer que te baje la tensión y que te sientas mareada, debes por tanto evitar hacer movimientos bruscos o levantarte de golpe. Pasa un buen rato sentada en la cama antes de ponerte de pie y evitarás los vahídos.

Y aun así, es aconsejable que estés acompañada cuando lo hagas. Si te han hecho una cesárea, el médico no permitirá que te pongas de pie hasta el día siguiente; hazlo incorporándote de lado en la cama, muy despacio, como cuando estabas embarazada.

¿PUEDO COMER Y BEBER?

No debes comer ni beber hasta que el efecto de la anestesia epidural se pase por completo (unas cuatro horas).

Si te han hecho cesárea, el ginecólogo o la matrona te dirán que no tomes alimentos ni bebidas hasta, al menos, 24 horas después del parto, cuando ya hayas recuperado la movilidad intestinal normal.

¿PUEDO IR AL BAÑO A HACER MIS NECESIDADES?

Puedes orinar en cuanto te entren ganas y es bueno que lo hagas pronto: si la vejiga está llena, la matriz no se contrae y puedes sangrar demasiado. Si te han hecho una cesárea, llevarás una sonda hasta que pasen 24 horas del parto. Tu cuerpo ha pasado muchos cambios en pocas horas, la anestesia te ha afectado, tienes miedo a que los puntos te molesten...

Y no es raro que estés estreñida, pero intenta no retrasar el momento de ir al baño. Si las primeras veces sientes dolor, ponte un supositorio de glicerina. También es importante que lleves una dieta rica en fibra y que bebas muchos líquidos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿PUEDO DUCHARME O DARME UN BAÑO?

Si ya puedes andar, no hay inconveniente en que te des una ducha (rápida, por si te mareas) con un jabón neutro. Si te han hecho una episiotomía es esencial secar bien la herida y procurar que se mantenga así utilizando una gasa o una compresa.

Si tienes una cesárea, lava los puntos con jabón neutro y luego aplica la cura que te hayan recomendado.

Tradicionalmente se recomienda no tomar un baño hasta el final de la cuarentena, pero los partos en el agua están haciendo cambiar de parecer a muchos especialistas. Antes de bañarte, pregunta a tu médico o a tu matrona qué opinan al respecto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo