La llegada del bebé

LA LLEGADA DEL BEBÉ

Cuando el bebé entre en casa por primera vez, debes dejar que la mascota se acerque para olisquear al recién llegado.

Nunca apartes al bebé del animal de forma brusca. Si lo haces, la mascota puede entender que el niño es una amenaza.

Cuando estés dándole mimos a tu hijo, mima también a tu perro o tu gato para que no sienta que sólo quieres al bebé.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Puedes darle más caprichos y chucherías a tu mascota para que asocie la llegada del recién nacido con cosas positivas.

Si el bebé llora y el animal se pone nervioso, intenta tranquilizarle y acariciarle para que el llanto no le sobresalte ni le resulte tan molesto.

No dejes al bebé solo con la mascota. Aunque el perro o el gato sean muy mansos, el bebé puede moverse de forma que el animal se sienta atacado.

Evita traer mascotas nuevas al hogar. Requieren cuidados y atención para adaptarse al nuevo entorno y tú no vas a tener tiempo para dedicarle.

Publicidad - Sigue leyendo debajo