Antes del parto

ANTES DEL PARTO

Es muy conveniente que habitúes a tu mascota a estar en contacto con los objetos y el mobiliario del bebé.

Enséñale la habitación, la cuna, déjale olisquear la ropita, las lociones y el jabón del bebé. Así no le resultarán extraños esos olores cuando llegue el pequeño.

Como futura mamá, debes empezar a delegar las tareas habituales que realizabas con tu mascota (dar de comer, salir a pasear, bañarle) en otras personas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cuando llegue el bebé, dejarás de pasar tanto tiempo con la mascota porque te mantendrás ocupada cuidando del niño.

El animal debe aprender a pasar más tiempo con otras personas y así no sentirá tanto la falta de cariño.

Si la mascota no está acostumbrada a rodearse de niños, haz que empiece a hacerlo. Invita a familiares y amigos que tengan niños a tu casa.

Así entrará en contacto con niños y no se sentirá tan extraña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo