Tapón mucoso: su expulsión anuncia el parto

Seguramente has oído hablar del tapón mucoso en el embarazo. Te resumimos en pocas palabras qué es y qué has de hacer cuando lo expulses.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Qué es el tapón mucoso

La expulsión del tapón mucoso es un indicativo del inicio del parto, aunque pueden faltar días o incluso semanas para que nazca el bebé.
Pero ¿qué es exactamente? Está formado por un conjunto de secreciones mucosas que se acumulan en el cuello del útero desde la quinta semana del embarazo, creando una barrera que aísla al útero de la vagina y evita que entren bacterias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Por qué se desprende?

Porque el cuello o cérvix ha empezado a ensancharse y el tapón queda más pequeño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Cómo lo notas?

Hay mujeres que no se percatan de haberlo expulsado (puede ocurrirte al ir al baño). Las que sí lo notan comprueban que es una sustancia espesa y viscosa (no confundir con el flujo vaginal) de color transparente, blanco, rosa (con hilillos de sangre) o marrón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Qué debes hacer?

No es motivo para ir al hospital (salvo si rompes aguas o tienes contracciones de parto al mismo tiempo), pero ten cuidado con las infecciones (más higiene, ducha en vez de baño...).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Cuándo tienes que ir al médico?

Debes ir cuando la expulsión del tapón sea muy precoz (riesgo de parto pretérmino) o si hay pérdida de sangre roja y abundante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo