Estas posturas alivian el dolor del parto

Las contracciones de la dilatación pueden hacerse sentir en diferentes partes de tu cuerpo. Según el lugar en el que se produzcan, recurre a una u otra de estas posturas para reducir el dolor.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Si sientes el dolor en la espalda...

Es porque la cabeza del bebé empuja contra las vértebras bajas de tu espalda.

En este caso el mejor remedio es quedarte de pie el máximo tiempo posible (estar tumbada es la posición menos acertada, ya que así aumenta el dolor).

Si estás conectada a un monitor, pide que te liberen por un tiempo o que alarguen los cables para que puedas moverte mejor. O bien inclínate durante la contracción o ponte a gatas.

Además, pide a tu pareja que te haga un masaje en la zona lumbar o ponte bajo el chorro del agua caliente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dolor en el vientre

Colócate en una de estas posturas, que crean espacio en la pelvis y hacen que el dolor sea menos agudo: de pie, inclinada hacia adelante y apoyándote en los hombros de tu compañero, o sentada a lo moro o en cuclillas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Y si te duelen las piernas...

El dolor en esta zona suele surgir en casos de partos muy rápidos.

Probablemente te resulte difícil encontrar una postura que te alivie, pero puedes pedir que te hagan un masaje en la zona de los muslos, que mejora la circulación sanguínea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo