Fórceps y ventosas en el parto, ¿cuándo y por qué se utilizan?

"¿Cuándo es necesario que se usen fórceps o ventosa en un parto? ¿Pueden dañar al bebé?"

Ambas técnicas se usan para ayudar a terminar un parto que por diferentes motivos requiere su aplicación. La ventosa consiste en aplicar sobre la cabeza del bebé una cazoleta metálica que va conectada mediante un tubo a una bomba de vacío, que succiona sobre el cuero cabelludo y lo fija para poder traccionar de él. Es una técnica lenta y no se puede utilizar en casos de urgencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El fórceps está formado básicamente por dos palas metálicas articuladas que se adaptan a la cabeza del bebé y sirve para rotar y traccionar del mismo. Ambas técnicas tienen sus indicaciones específicas y también tienen que darse las condiciones idóneas para poder aplicarlas sin aumentar significativamente los riesgos.

El fórceps se suele utilizar más cuando la cabeza del bebé está cerca de la vulva pero se queda estancado y no progresa o bien que empieza a dar signos de pérdida de bienestar fetal y hay que sacarlo rápidamente para evitar problemas mayores.

Si tienes dudas sobre tu embarazo, parto y postparto escribe a crecerfeliz@hearst.es

ADEMÁS... El parto con instrumental, así es

Publicidad - Sigue leyendo debajo