Los alimentos que ayudan a ponerte de parto

Descubre cuáles son y cuáles son los efectos que provocan para cumplir con esta misión.

image
D.R.

Por lo general, el parto puede producirse entre la semana 38 y la 42. El médico calculará contigo cuál puede ser tu fecha probable del parto, aunque siempre estamos hablando de aproximaciones, ya que el bebé nace cuando está maduro para hacerlo y no todos los nacimientos coinciden en el número exacto de semanas.

De hecho puede suceder que llegada la fecha probable de parto, este no llegue y nos preocupemos por ello. Llegado ese punto seguro que algunas personas te comenten que existen determinados alimentos que pueden ayudar a favorecer el trabajo del parto. En realidad, no hay evidencia científica de que determinados alimentos puedan acelerar el parto, pero tratándose de comidas naturales no nos van a hacer daño y, quién sabe, podrían actuar como un placebo y ayudarnos a terminar con nuestra espera.

Como siempre, te recomendamos hablar antes con tu médico, sobre todo si se trata de alimentos que no consumimos habitualmente y pudieran hacernos daño o alguna vez nos han sentado mal. Tampoco es recomendable hacer uso abusivo de ellos, la moderación siempre es la mejor medicina.

Estos son los alimentos que, teóricamente, nos podrían ayudar a ponernos de parto:

  • Piña: contiene bromelina, una enzima que puede ayudar a madurar y suavizar el cuello uterino. Puedes tomarla natural o en zumo.
  • Comida picante: hay quien afirma que este tipo de comida puede inducir al parto, no obstante, mejor tener cuidado, si no estamos acostumbrados puede provocar una indigestión o provocarnos ardor y una mala noche.
  • Regaliz: contiene glicirricina, que puede estimular los retortijones del intestino debido a su efecto laxante. Estos, a su vez, pueden inducir las contracciones del parto. Mejor comerlo natural para que no tenga tanto azúcar o consumirlo en pastillas.
  • Ajo: el ajo estimula los intestinos, lo que puede facilitar su vaciado dejando espacio para que el bebé descienda por tu cuerpo. Pero ojo, no conviene abusar de ello porque puede provocarte una indigestión.
  • Fibra: los alimentos ricos en fibra ayudan a evitar el estreñimiento, lo que puede ser negativo por ocupar un espacio que tu bebé necesita. Comer mucha fruta y verdura nunca es malo y durante las últimas semanas del embarazo pueden ayudar a que este se resuelva de forma natural.
  • Té de hojas de frambuesa roja: muy recomendado ya que parece fortalecer y tonificar el útero, puedes tomarlo frío o caliente.
  • Té de comino: esta especia ayuda a tratar problemas digestivos, lo que nos vendrá muy bien. Procura tomarlo con azúcar o miel, es bastante amargo.
  • Chocolate: al contener un poco de cafeína puede tener un efecto estimulante en el bebé y animarle a moverse para comenzar el parto. Si no abusamos, al menos disfrutaremos.
  • Jengibre: parece que aumenta las contracciones intestinales que ayudan a vaciar el tracto gastrointestinal. No existe evidencia de que ayude de igual manera al parto, pero tampoco parece que nos vaya a hacer daño.

    Si vemos que hemos superado la semana 42 y todavía nuestro bebé no ha dado señales de querer salir al mundo, estos alimentos podrían tener un efecto positivo en cuanto a la inducción del parto. En todo caso, usados con moderación no deberían hacernos daño, pero no olvides consultar a tu médico, sobre todo si has tenido alguna experiencia negativa o no los has consumido nunca.

    ADEMÁS... Tu dieta durante el embarazo

    Publicidad - Sigue leyendo debajo