Tipos de parto

Desde que nos enteramos que estamos embarazadas empieza la cuenta regresiva hacia el día del parto. ¿Sabes cómo darás a luz?

Hoy en día, es factible optar por el tipo de parto que quieres tener, sin embargo muchas veces no se dan las condiciones y por lo tanto no es posible elegir. Existen muchas alternativas, lo importante es que sepas de qué se trata cada una para que elijas la que más se adapte a tus necesidades.

Parto en el agua

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Es una de las alternativas que más interés despierta en las mujeres embarazadas, por su sencillez y rapidez.

Las personas que lo defienden es porque nacer bajo el agua ahorra tiempo, dolor y traumas innecesarios. El contacto con el agua es relajante y disminuye las tensiones de un trabajo de parto.

El contacto con el agua, según las mujeres que lo han probado, hace función de una epidural natural.

Tiene un inconveniente: el precio. Oscila entre los 900 y 1200 euros, incluida la intervención quirúrgica, si fuera necesario.

La realización de este método deber ser orientada y estar siempre supervisada por un especialista, para evitar riesgos para la madre y el bebé.

Parto asistido en casa

Cada vez más españolas escogen este método para dar a luz. No es una temeridad, ellas se encuentran en sus casas más seguras y libres.

Es un parto con dolor pero las mujeres están preparadas para ese sufrimiento, lo asumen como parte del proceso. Hay muchos recursos para mitigar el dolor, como la bañera de agua caliente, la noesiología, los masajes...

Este método se caracteriza por ser largo, puede durar unas 12 o 16 horas. La comadrona tiene como misión acompañar a la parturienta, cogerle las manos, ayudarle a encontrar la postura más cómoda en cada momento (en cuclillas, sentada o a gatas), darle masajes...

Parto hospitalario

Es el más habitual y por el que optan la mayoría de las parturientas. En él se utilizan métodos farmacológicos:

  • La inducción al parto
  • Estimulación
  • Forceps
  • Espátula
  • Vacuextracción
  • Cesárea
  • Epidural

    Parto natural en silla de parto

    Es un método muy antiguo que ha vuelto a resurgir a día de hoy. Las sillas son de patas muy cortas y por lo tanto bajas, eso hace que la mujer esté en cuclillas.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    En esta postura las parturientas cuentan con la ayuda adicional de la fuerza de la gravedad, acelerando el parto.

    Pero tiene un inconveniente y es que la mayor presión que ejerce la cabeza del feto sobre la pelvis de la madre en esa postura puede producir desgarros importantes en la zona del periné y, por lo tanto, una recuperación lenta y dolorosa para la madre.

    Clínicas privadas de partos naturales

    Su misión es controlar el dolor durante el parto como si de una acupuntura natural se tratara. Los métodos que utilizan son:

    • Posturas: se hace un estudio a las futuras madres sobre cómo está colocado el bebé y en relación a esto utilizan la postura que les puede resultar más cómoda y menos dolorosa.
    • Masajes
    • Música relajante
    • El movimiento rítmico
    • Imágenes relajantes
    • Métodos de calor y frío
    • Respiración
    • Tens (electrosimulardores) Durante el parto a la embarazada se le dice que repita una palabra, suele ser “om”.
      Publicidad - Sigue leyendo debajo