Beneficios de retrasar el corte del cordón

Un estudio ha demostrado que esperar 3 minutos a realizar el pinzamiento del cordón umbilical reduce la posibilidad de padecer anemia entre los ocho y los 12 meses de edad.

Un estudio publicado en la revista JAMA Pediatrics ha demostrado que retrasar 3 minutos el pinzamiento del cordón umbilical reduce la posibilidad de que los neonatos padezcan anemia entre los ocho y los 12 meses de edad y, aparentemente, sin efectos secundarios.

Esto se debe, sobre todo, a que de esta manera se mantiene el flujo sanguíneo entre la madre y el recién nacido proporcionando así un poco de hierro extra a los bebés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La anemia se caracteriza por la disminución de los glóbulos rojos que contiene la sangre, o la deficiencia de hierro. En los pequeños esto puede afectar más de lo normal, incidiendo en su crecimiento y en su desarrollo psicomotor.

El tratamiento es sencillo, suministrar suplementos de hierro y alimentos enriquecidos pero ya se sabe que es mejor prevenir que curar.

Para realizar el estudio, llevado a cabo por la Universidad de Uppsala (Suecia), los investigadores contaron con 540 recién nacidos de Nepal, el 52% eran chicos y el 48 chicas. De forma totalmente aleatoria a alguno de ellos se les realizó el pinzamiento y corte del cordón umbilical antes del primer minuto de dar a luz y, al resto, una vez se habían superado 180 segundos.

De esta manera se pudo concluir que los que habían esperado los 3 minutos a realizar el pinzamiento tenían un nivel medio mayor de hemoglobina.

A los 8 meses se comprobó que estos bebés tenían un 11% menos de probabilidad de padecer anemia y un 42% menos de probabilidad de tener una carencia de hierro.

Implementar esta intervención, según datos del estudio, podría traducirse en 5 millones menos de casos de niños con anemia a esta temprana edad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo