Nueva técnica a estudio en los nacimientos por cesárea

Una investigación ha demostrado que es posible restaurar la microbiota de los bebés que nacen por cesárea gracias a una nueva técnica. Aquí te lo contamos.

Algunos niños que nacen por cesárea presentan menos cantidad de microbiota (microorganismos que habitan en el cuerpo) por no haber estado en contacto directo con los fluidos maternos durante el parto. Y esto se asocia, por ejemplo, con un sistema inmune más debilitado.

Ahora, Nature Medicine publica un estudio piloto realizado en el NYU Langone Medical Center de Nueva York que demuestra que los microbios vaginales pueden ser parcialmente restaurados, favoreciendo a los bebés que no han tenido ese contacto en el parto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los investigadores crearon una técnica por la cual se limpia a los recién nacidos por cesárea con una gasa que previamente se ha incubado en la vagina de la madre, una hora antes del parto, con el fin de transferirle los microorganismos maternos.

El ensayo se llevó a cabo recogiendo muestras de 18 niños, siete nacidos por parto natural y once por cesárea. De estos últimos, cuatro fueron tratados con este nuevo método y un mes después mostraron una microbiota similar a los del parto natural.

Sin embargo, la transferencia microbiana vaginal no es completa ni se ha comprobado si tiene efectos duraderos a largo plazo. Por eso los investigadores admiten que la restauración del microbioma es parcial por el momento, pero también afirman que supone un primer paso para el desarrollo de este tipo de intervenciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo