Cuando llegue el día del parto...

En un parto inducido debes tener en cuenta una serie de consejos que te presentamos a continuación. Además, es posible que los partos provocados terminen en cesárea.

El día del parto

No será muy distinto a un parto natural que se inicie espontáneamente. Tú cuentas con la ventaja de saber la hora. Así pues, no comas en las dos horas previas a la cita, dúchate si quieres y no te pongas maquillaje ni te pintes las uñas de las manos ni las de los pies, ya que ante una falta de oxígeno, los labios y las uñas se vuelven azulados y para detectarlo es vital que no lleven pintura ni esmalte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Al ingresar en la clínica examinarán tu grado de dilatación (te pondrán prostaglandinas si es necesario), posiblemente te aplicarán un enema para evacuar el intestino, te conectarán al monitor para registrar las contracciones y el latido cardiaco del niño y te pondrán en el dorso de la mano o en el brazo la vía por la que te administrarán la oxitocina, junto al suero y las sales minerales que te mantendrán hidratada durante el trabajo de parto.

Es verdad que los partos inducidos son más largos, al menos en la fase latente. Pero cuando alcances los 4 cm de dilatación podrán ponerte la analgesia epidural (hoy casi todos estos partos se hacen con epidural).

Podrás colaborar en los pujos y no sentirás dolor. Esta fase sí será más rápida. Una vez que nazca el niño, cesará el goteo de oxitocina hasta que expulses la placenta y te dejarán puesto el catéter, con suero, en las seis horas siguientes.

La opción de la cesárea

Es posible que este tipo de partos, después de horas intentando la dilatación, terminen en cesárea (por suerte, ya tendrás puesta la epidural).

Y también hay casos en los que el parto no se puede inducir: por mala posición del niño, placenta previa que obstaculiza su salida, riesgo de rotura uterina a causa de cesáreas anteriores...

En cualquier caso, sea en un parto espontáneo, inducido o por cesárea, lo que importa es que tu hijo nazca bien y vivas con ilusión este momento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo