Razones para practicar una cesárea

Existen muchas causas que pueden llevar al ginecólogo a realizar una cesárea. En algunos casos son indicaciones absolutas (esta intervención es la única opción posible) y en otros es necesario valorar diversos factores.

Una distocia

Una complicación en el trabajo de parto es la indicación más frecuente (41% de las cesáreas). La distocia engloba desde la no progresión del parto a una desproporción cefalo-pélvica, un fracaso de la inducción, una dificultad en el descenso del bebé por el canal...

Pero ten en cuenta que la mayoría no son indicaciones absolutas, hay que valorar otros factores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Macrosomía fetal

Si el bebé pesa más de 4,5 Kg, esto puede complicar su salida, pero no es un indicador inequívoco para la cesárea.

Tumores

Normalmente son miomas uterinos. Si están en el canal del parto lo obstruyen.

Sufrimiento fetal

Otro motivo frecuente de cesárea. Si el obstetra aprecia muestras de que el bebé no está llevando bien el esfuerzo del parto (por ejemplo, con alteraciones en su ritmo cardíaco), puede decidir hacer una intervención rápida.

La posición del bebé

Puede estar en una posición que imposibilite su salida por el canal del parto. Si es transversa, no hay discusión. Si viene de nalgas, algunos médicos optan por el parto vaginal y otros no.

“Hay tendencia a asociar el parto de nalgas con cesárea. No tendría por qué ser así, aunque es cierto que es más dificultoso y como cada vez se realiza menos, los obstetras tienen menos experiencia”, dice Casellas.

Desprendimiento de placenta

Hay una hemorragia y al bebé podría faltarle oxígeno, por lo que debe practicarse una cesárea sin dilación.

Placenta previa

Si es oclusiva, ya que la placenta obstruye la salida del bebé. Se diagnostica al final de la gestación.

El prolapso del cordón

Si el cordón umbilical sale del útero antes que el bebé y la cabeza de éste lo presiona, la circulación de la sangre puede llegar a cortarse y el bebé dejaría de recibir oxígeno.

Es una situación que hace necesario sacarlo inmediatamente.

El embarazo múltiple

En gemelos no es una indicación absoluta, dependerá de la posición de los bebés. Si los dos están en posición cefálica, la SEGO recomienda un parto vaginal.

Si sólo lo está uno, entran otros factores en la decisión (peso de los fetos, semanas de gestación, etc.). Y si ninguno de los dos está en posición cefálica o el embarazo es de más de dos bebés, la cesárea es casi segura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Una enfermedad de la madre

Algunas son incompatibles con un parto vaginal. Por ejemplo, en la eclampsia (una fuerte subida de la presión arterial) o si la madre sufre infección por VIH (podría contagiar al bebé durante el parto).

Publicidad - Sigue leyendo debajo