Cómo se desarrolla un parto de gemelos

¿Es más difícil? ¿Duele más? ¿Los bebés nacerán por cesárea? ¿La recuperación será complicada? ¡Respondemos a tus dudas!

Si estás esperando gemelos, seguro que tu embarazo está siendo bastante “intenso” y ya imaginarás que el parto tampoco va a ser exactamente igual que si esperaras un solo bebé. Pero no hay por qué asustarse, todo tiene un lado positivo y será una experiencia única y muy emocionante. Un consejo: si puedes asistir a los cursos de preparación al parto, hazlo. Estar bien informada será una gran ayuda para recibir con tranquilidad a tus dos bebés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Si hace apenas unas décadas el índice de embarazos gemelares era menor de uno de cada 100, actualmente una de cada 80 gestaciones es de gemelos y esta cifra sigue aumentando. ¿Por qué motivos? Principalmente, por la mayor edad a la que las mujeres nos convertimos en madres, que predispone a este tipo de embarazos, y por los distintos tratamientos de fertilidad, también cada vez más requeridos y que aumentan considerablemente las probabilidades de un embarazo múltiple.

¿Cómo y cuándo nacerán los gemelos?

Las cuentas que se utilizan en un embarazo de un único bebé no son las mismas que cuando se esperan dos. Si en el primer caso el parto se produce entre las semanas 38 y 42, en el embarazo gemelar no se suele llegar más allá de la semana 37. La razón es que el útero no puede expandirse más para que los peques sigan creciendo en su interior.
Pero no es un motivo para preocuparse, ya que los bebés que nacen en esa semana están perfectamente formados y maduros. El mismo hecho de compartir espacio con un hermano hace que tengan cierto nivel de estrés, muy beneficioso para su desarrollo.

La segunda pregunta que seguramente te rondará la cabeza es si podrás tener un parto vaginal o si los bebés nacerán por cesárea. Cualquiera de las dos cosas es posible, dependerá de tus circunstancias. Pero hay que tener en cuenta que es más probable que haya que recurrir a la cesárea que en un parto único. Será crucial la presentación de los niños en el momento del parto:

  • Los dos bebés cabeza abajo: la opción preferente es el parto vaginal. Esta presentación es la más habitual.
  • Uno cabeza abajo y el otro de nalgas: si el que está cabeza abajo es el que nacerá primero, el parto vaginal es la primera opción, pero si el primero viene de nalgas y el segundo en postura cefálica, se opta por la cesárea.
  • Los dos bebés de nalgas: lo más probable en esta situación es que se recurra a la cesárea.
  • Uno cabeza abajo o de nalgas y el otro en posición transversal: también se recurrirá a la cesárea.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    Otras circunstancias que requieren una cesárea son: desproporción clara entre la cabeza de uno de los bebés o de los dos y la pelvis de la madre (no es común), placenta previa, pérdida de bienestar fetal de alguno de los bebés, agotamiento de la mamá en el trabajo de parto, salida del cordón antes que los bebés, desprendimiento de placenta... En el primer caso la cesárea será programada y en el resto de las situaciones habrá que realizarla de urgencia. Pero no te asustes, no son circunstancias comunes y en todo caso, si llegaran a producirse, los especialistas actuarían con rapidez.

    Así se desarrolla el parto de gemelos

    Si tu parto es vaginal, comenzará con contracciones cada vez más intensas y regulares o con la rotura de la bolsa del líquido amniótico. En el primer caso, acude al hospital cuando las contracciones se produzcan cada 5 minutos aproximadamente (tienes más tiempo que si esperaras un solo bebé, ya que la dilatación suele ser más lenta). Y en el segundo, si las aguas son claras, ve a la clínica sin prisa pero sin pausa, pero hazlo lo antes posible si son oscuras.

    En el hospital te harán una exploración y te monitorizarán. Cuando hayas dilatado 4 centímetros te podrán poner la epidural si no hay contraindicación para ello. El doctor o la matrona te indicarán cuándo debes empezar a empujar y seguramente este trabajo será más sencillo que si esperaras un solo bebé, ya que los gemelos suelen ser más pequeñitos. El primero que nazca será el hermano mayor.

    Algo bajos de peso

    El siguiente y último paso es la expulsión de la placenta. El médico vigilará que tras ella no se produzca ninguna hemorragia, algo más habitual en los partos múltiples. Si te han hecho la episiotomía, sólo quedará coserla y ya podrás empezar tu nueva vida con tus dos hijos. También podrás abrazarlos inmediatamente si te han hecho la cesárea con epidural. Empieza a darles el pecho desde el principio (en la maternidad te asesorarán) y aprovecha también para descansar todo lo que puedas. Los mellizos nacidos a término suelen pesar alrededor de 2,500 Kg y no es inusual que pasen unos días en la incubadora para subir un poquito de peso y estar bien controlados.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo