Ayudas ante el dolor en el parto

Para aliviar el dolor en el parto existen algunas estrategias que pueden ayudarte.

Si te angustia la posibilidad de sentir dolor en el parto (es el miedo más común), toma nota de algunas herramientas con las que podrás contar para llevarlo mejor.

  • El poder del calor y el agua. Durante la dilatación el frío puede aumentar el nivel de adrenalina y reducir la fuerza de las contracciones(lo que ralentizaría el parto). Lleva chaqueta y calcetines y si puedes, date una ducha: el agua calentita disminuye la producción de adrenalina.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    • La eficacia de los masajes. Pide a tu pareja que te masajee los puntos donde sientas dolor en los momentos más duros.
      • Los ejercicios de respiración. A través de la respiración consciente, al compás de las contracciones, llega más oxígeno a los músculos; así se relajan y sientes menos dolor. Al principio de la dilatación la respiraciónes tranquila, profunda y se realiza con el vientre. A medida que avanza el parto se acorta y se vuelve jadeante: inhalas aire y lo exhalas repartido en varios resoplidos y acompañándolo con sonidos (‘Ay, ay, ay’). Cuando las contracciones son muy fuertes, la respiración corta, rápida y superficial es la que resulta más indicada.
        • La anestesia epidural. Adormece los nervios en la parte inferior del cuerpo y así ésta queda insensibilizada. Consiste en inyectar un anestésico en la región lumbar de la columna y se suele aplicar cuando hay una dilatación de unos 3 cm.
          Publicidad - Sigue leyendo debajo