Métodos naturales contra el dolor del parto

Como alternativa a las anestesias, aunque no tan eficaces, existen algunos métodos naturales, no farmacológicos, que pueden relajar a la parturienta y aliviar el dolor del parto.

Si eliges esta opción debes saber que con estas terapias el dolor no desaparecerá, aunque el efecto que causarán sobre ti siempre será positivo, de relajación y cierto alivio. Para algunas mujeres, sobre todo las que tienen muy claro desde el principio que quieren dar a luz de manera natural y sin ayuda de los fármacos, eso será suficiente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para otras, serán igualmente de gran ayuda, pero combinándolas con la epidural. No hay problema, todos estos métodos de alivio naturales son perfectamente compatibles con los farmacológicos.

Hipnosis

Para llegar a ser capaces de poder sortear las molestias del parto hay que ir trabajando la hipnosis tres o cuatro meses antes de la fecha prevista e ir aprendiendo a visualizar situaciones agradables y a concentrarse en algo que te ayude a evadirte del dolor cuando éste aparezca.

  • ¿En qué consiste? No se trata de que te dejen en trance y no recuerdes nada del nacimiento de tu hijo. “La hipnosis es una técnica de evasión de la mente que se utiliza simplemente para distraer el dolor”, señala Maite Villar, presidenta de la Asociación de Matronas de Madrid (teléfono: 91 502 00 95).
  • Qué sentirás. Cuando llegue el día del parto, acudirás a dar a luz con una concentración aprendida que te ayudará a sobrellevar el dolor de las contracciones y a dirigir su fuerza a los pujos cuando llegue el momento del expulsivo.

    Acupuntura

    Sirve fundamentalmente para relajar, aumentar la dilatación y acortar el trabajo de parto.

    • ¿En qué consiste? Se trata de insertar agujas en la piel de diferentes partes del cuerpo, según el objetivo que se persiga y en el preciso momento en el que la embarazada sienta dolor. “Las agujas se colocan en distintos puntos, dependiendo de si queremos aliviar dolores lumbares, acelerar el parto, calmar la ansiedad, favorecer la dilatación…¨, señala Eva Garriga, terapeuta experta en Acupuntura, Reflexología y Shiatsu para embarazadas.
    • Qué sentirás. No hay nada demostrado por la ciencia, pero son muchos los ensayos llevados a cabo por matronas que sí que han observado un acortamiento del parto. La pega de esta terapia la encontramos en la dificultad para llevarla a cabo en los hospitales españoles. Aunque cada día son más las matronas que se forman en esta disciplina, pero por normal general sólo se realiza en los partos en casa.
      Publicidad - Sigue leyendo debajo

      Reflexología podal

      Se trata de una técnica muy relajante, mucho más que la acupuntura, que la embarazada pide que le realicen sólo cuando lo necesita.

      • ¿En qué consiste? Se basa en tocar puntos específicos de los pies (como el que corresponde al útero) que favorecen la contracción y que estimulan el parto según vaya haciendo presión sobre ellos la terapeuta.
      • Qué sentirás. “Es la embarazada quien la pide en el momento en que empieza a sentir dolor, tanto para relajarla como para disminuir las molestias”, explica Maite Villar, presidenta de la Asociación de Matronas de Madrid.

        Más información:
        www.mireiamarcos.com
        www.evagarriga.com
        Asociación Doulas Conciencia (tel. 931 859 877)

        Publicidad - Sigue leyendo debajo