Razones para programar una cesárea

El especialista puede decidir programar una cesárea por motivos relacionados con la madre o con el feto.

Indicaciones maternas

  • Eclampsia y preeclampsia. Es una afección caracterizada por una fuerte subida de la presión arterial. Afecta a entre el 2% y el 8% de las gestantes. La eclampsia es su estado más grave. Si hablamos de preeclampsia leve, el doctor puede recomendar reposo e intentar una inducción del parto. Pero si sospecha que puede haber falta de bienestar fetal, hará la cesárea.
  • Placenta previa. Si al final está tan baja que obstruye la salida del útero, el cuello, hay que programar una cesárea.
  • Enfermedades que imposibiliten el parto natural. Es el caso de alguna cardiopatía grave, infecciones genitales o infección por VIH.
  • Útero con cicatrices previas. En este caso también se opta por hacer una cesárea para que nazca el niño.
  • Diabetes gestacional. Si va asociada a complicaciones se precisa la cesárea.
  • Pelvis demasiado estrecha. Cuando hace imposible o difícil el paso del bebé se programa una cesárea para evitar complicaciones.
  • Tener dos o más cesáreas anteriores. Con dos, casi todos los obstetras la proponen, porque consideran que hay riesgo alto de rotura uterina.
  • Existencia de tumores en el canal del parto. También hacen necesaria la cesárea.

    Indicaciones fetales

    • Partos múltiples. Si el primero de los gemelos no está bien colocado, hay que hacer cesárea. En trillizos, siempre.
    • Mala presentación del bebé. Si está en situación transversa, la cesárea es segura. Si viene de nalgas, depende de la habilidad del obstetra, pero casi siempre se recurre a la cesárea.
    • Macrosomía fetal. Cuando el bebé pesa más de 4,5 Kg.

      Publicidad - Sigue leyendo debajo
      Publicidad - Sigue leyendo debajo