Recuperación del parto

En los partos vaginales convencionales la nueva mamá pasa una media de tres días hospitalizada, mientras que las mujeres que viven un parto más natural, en la mayoría de los casos, no precisan estar ingresadas más de 24 o 48 horas.

Según la doctora Regina Cárdenas, “el hecho de no tener puntos y de no haber pasado mucho tiempo con la bolsa rota (con lo que las infecciones disminuyen), hace que todo vaya muy bien y las recuperaciones, por lo general, son excelentes”.

EL FUTURO YA ESTÁ AQUÍ

Los defensores de este modelo de parto están convencidos de que el futuro de la obstetricia pasa por realizar partos más naturales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La doctora Cárdenas confirma que “aún hay reticencia por parte de muchos ginecólogos, pero creo que es una reticencia a la novedad, como la hubo al principio con la epidural".

Además, países que siempre han ido por delante de nosotros, como Holanda o Alemania, han tomado este camino con unos resultados de satisfacción personal de los padres y de datos obstétricos excelentes.

Muchos profesionales pueden temer que éste sea un parto más inseguro, pero es todo lo contrario.

"Es, en esencia, un parto igual de controlado, pero realizado desde una óptica más respetuosa con la fisiología de la mujer.”

Publicidad - Sigue leyendo debajo