Llegó el momento

A veces el médico decide que conviene inducir de forma artificial el inicio del parto. Confía en él. Esta práctica no implica más riesgos y, en cambio, ayuda a prevenirlos.

Posiblemente una de las primeras cosas que hiciste el día que te enteraste de que estabas embarazada fue coger un calendario y calcular la fecha del parto.

Y, por supuesto, empezaste a hacer cábalas: ¡Qué bien, nacerá el día de San Juan! o ¡Qué casualidad, coincide con la fecha de mi aniversario!

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pero no has de olvidar que el embarazo no es una ciencia exacta. Influyen numerosos factores que pueden adelantar o retrasar el esperado momento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo