Berto Romero: "Para un cómico tener un hijo es tener un coach en casa"

El cómico estrena "Mira lo que has hecho" , una serie en Movistar+ sobre cómo la paternidad nos cambia la vida. Y nos habla de su propia experiencia... con mucho humor, claro.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Hay algo más trascendental que la paternidad?

Berto nos habla en esta entrevista de la serie que estrena en Movistar+, "Mira lo que has hecho", creada por él mismo e inspirada en su propia experiencia de cómo cambia la vida de una pareja cuando tienen un hijo.

"Convertirse en padre es un momento trascendental en la vida y como tal es generador de mucha comedia. Cuando la gente es consciente de que lo que va a hacer es importante tiene tendencia a tropezarse. Y eso provoca situaciones divertidas. ¿Qué puede ser más trascendental que traer un hijo al mundo? Igual no lo haces bien como padre y luego el niño es un idiota por tu culpa..."

 
Ficción... pero realidad

"En la serie hemos convertido en ficción lo que había de mi vida real. Mi vida no es la de Jorge Sanz, mi realidad no es tan interesante. Yo soy un tipo bastante serio, bastante ordenado. No soy muy metepatas, pero sí muy observador. Por ejemplo, yo tenía mucho miedo a quedarme dormido por la calle. Sentía ese miedo todo el rato. Mi primer hijo todavía no había regularizado el sueño y vinieron dos de golpe. Igual me tiré cinco años sin dormir. Hacíamos turnos, una noche dormía mi mujer y otra noche dormía yo. Era Vietnam. Esto está reflejado en la serie de una forma muy bestia, porque la ficción pide llevar esto hasta los extremos. Todo nace de algo que le ocurrió a algún amigo o que me ocurrió a mí, algo pequeño, pero que podría ir a más. La serie tiene mucha verdad."

¡Cuidado con los bebés señuelos!

"Siempre hay un bebé señuelo. En tu vida siempre hay alguien cercano que tiene un bebé que a ti te hace saltar las alarmas y decir `ah, pues mola. Yo también podría´. Normalmente es un bebé nada problemático, duerme mucho. Y tú picas y lo tienes. Son como señuelos que mandan los bebés para abrirse camino. Puede ser que primero tengas un bebé señuelo y luego vas a por otro y ese ya... Antes o después, tienes que pringar".

Los niños son maestros

"Una de las cosas que tiene que hacer un cómico es intentar que el niño que tiene dentro no se vaya nunca del todo. Es la base de tu trabajo: la espontaneidad, explorar los límites, intentar siempre buscar una situación distinta a la prevista... Y esa es la mentalidad del niño. Para un cómico tener un hijo es como tener un coach en casa. A mí me encanta.

Son unas salidas, unas asociaciones de ideas loquísimas las que tienen... Porque nadie les ha dicho que esas cosas no se podían relacionar. Es un subidón todo el rato. El problema es luego tener que reñirles porque han hecho algo mal. Te miran como diciéndote `pero antes te estabas divirtiendo conmigo un montón. Y ahora eres el sistema´".

Sí al humor. Siempre

"Para mí el humor es vital. Y la serie es prueba de ello, porque aborda momentos muy delicados y hay humor en ellos. No quiere decir que te tomes a acachondeo la muerte de un familiar o que a tu hijo le vayan a operar y no te dé mucho miedo. Esto último nace de una situación real. A mi segundo hijo con 4 meses le tuvieron que operar con anestesia general y recuerdo ese momento de entregarlo y creer que se te cae el mundo. Pero es clave contar con el sentido del humor para llevar cualquier situación en la vida. La vida es muy complicada, no te lo pone facil. Hay que intentar relativizarlo todo y para la pareja es muy sano reírse todo lo que pueda".

El amor sigue

"Me interesa la historia de amor de pareja. Quiero reivindicar que el amor sigue cuando estamos en pareja y somos padres. Esto es algo que a mí me flipa, que todas las comedias románticas se acaban cuando se consiguen el uno al otro o se casan. Entonces la comedia romántica pone`Fin´y dice `bueno, márchense a casa, aquí no hay nada que ver. Aquí se ha muerto el amor. A partir de ahora esto es el infierno´. Y no. El amor existe en una pareja aplastada por la rutina, invadida su intimidad. Ellos se quieren y no se ponen en duda el uno al otro. Esto me parece especialmente bonito. Reivindica también mi relación con mi mujer. Hemos tenido tres hijos y nos queremos".

De hijo... a padre

"En Mira lo que has hecho cuento también la historia de cómo convertirte en padre intentando ser tú y no tu padre. Los niños vienen a ocupar tu lugar y tú tienes que ocupar el de tus padres. ¿Cómo se hace eso? Esta dinámica de `mis padres lo hacían de una manera, yo quiero hacerlo mejor. Pero tengo que descubrir también qué hacía mi padre bien. No todo estaba mal, aunque yo creyera que sí. Esa es la historia de él. La de ella, Sandra (el personaje que interpreta Eva Ugarte) es la de cómo encontrar su manera propia de hacer las cosas, al margen de su familia".

Te va a cambiar la vida, es cierto

"La serie no muestra la paternidad como un infierno, porque es muy tierna. Pero sí te previene sobre lo que vas a vivir. Te cuenta que es muy heavy, muy intenso, muy importante. Un montón de preguntas se te empiezan a agolpar y aumenta la presión social. La gente te mira por la calle, te juzga, tus padres entran de nuevo en casa. Tiene que soportar gente que no te gusta, en la guardería, por ejemplo, solo porque sus hijos van a la misma clase que el tuyo. Nadie tiene el manual y no hay quorum, la gente no está de acuerdo. En la alimentación de los niños hay quien te dice una cosa y quien te dice otra. En la educación también... En todo.

Pero que te cambie la vida no es malo, ¿eh? A mí me gusta más como soy ahora que antes de ser padre."

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad