España supera en un 70% las cesáreas recomendadas

En España, uno de cada cuatro niños nace por cesárea, lo que supone un 25% del total de nacimientos.

Las recomendaciones internacionales establecen que las cesáreas no deben sobrepasar entre el 10% y el 15% de los nacimientos. Sin embargo, la realidad es que cada vez se realizan más este tipo de intervenciones a nivel mundial. En el año 2000 estas representaban el 12% (16 millones) del total de partos (131,9 millones) y pasaron a suponer el 21% (29,7 millones de 140,6 millones) en 2015, según un informe publicado en la revista The Lancet. El estudio recoge datos de 169 países y muestra como las cesáreas han incrementado cada año, desde el 2000 hasta el 2015, en un 3,7%.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En España, en el año 2000, las cesáreas llevadas a cabo representaban en torno al 20% de los nacimientos totales. En el 2015, el porcentaje aumentó hasta llegar al 26,6%. Actualmente en nuestro país las cesáreas ocupan más del 26% de los nacimientos teniendo en cuenta tanto los realizados en la sanidad pública como en la privada.

Desde el año 2000 hasta el 2015, el número de cesáreas también ha aumentado considerablemente en América del Norte (de 24,3 a 32%), en Europa Occidental (de 19,6% a 26.9%) y en América Latina y el Caribe (de 32,3% a 44,3%). Por otro lado, en 15 países entre los que se encuentran República Dominicana, Brasil, Egipto, Turquía o Venezuela, las cesáreas representan el 40% de los nacimientos totales.

Sin embargo, el aumento de cesáreas no solo se debe al mero abuso de esta práctica, sino también a razones médicamente justificadas, como el aumento de partos de gemelos, una posición inadecuada del feto, la prematuridad, malformaciones, que la madre padezca alguna cardiopatía del corazón o lesiones medulares o cuando existen causas asociadas a la placenta.

Según los investigadores del estudio, las cesáreas tan solo deben realizarse ante necesidades médicas puesto que conllevan una serie de riesgos tanto para la madre como para e bebé: pueden provocar variaciones en el desarrollo inmunitario del bebé y aumentar el riesgo de que padezca alergias o asma. Pero por otro lado, también es cierto que ante posibles complicaciones salvan vidas, por lo que es importante que todos los países del mundo puedan acceder a practicarlas, aunque sin abusar de ellas. Para lograr este objetivo, Juan León, jefe de sección de ginecología y obstetricia del Hospital Universitario Gregorio Marañón (Madrid), en unas declaraciones al periódico “El mundo” ha defendido se deberían crear iniciativas para centrar cuáles son las cesáreas que se hacen de forma justificada y cuáles no.

Y ADEMÁS...La cesárea, paso a paso

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad