Todo un barrio de Cincinnati adelanta la Navidad para que un pequeño con cáncer terminal pueda vivirla por última vez

Los médicos le dieron dos meses de vida y desde entonces su familia (y su barrio entero) se esfuerza por hacer que cada día sea el más especial.

La familia de Brody, un bebé de dos años, recibió una muy mala noticia el pasado mes de mayo: su hijo padecía un cáncer cerebral muy agresivo y no tenía mucho más tiempo de vida. Hace tan solo un mes, el pequeño tuvo que dejar el tratamiento y los médicos le dieron dos meses de vida.

La familia se dio cuenta de que era muy probable que Brody no disfrutara de otra Navidad, por lo que decidieron anticiparse a la fecha y celebrarla por su cuenta. Así, decoraron un árbol con luces y adornos y sus vecinos al verlo, no dudaron en hacer lo mismo. Poco a poco, la voz se fue corriendo y cada vez fueron más los vecinos del barrio que se sumaron a la idea para que el pequeño Brody tuviera la mejor Navidad que un niño pudiera imaginar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El pequeño Brody está muy débil debido a su enfermedad. Para nada tiene la energía que debería tener un bebé de dos años, de hecho, no puede usar ni el brazo ni la pierna izquierda, aun así, le encanta disfrutar del aire libre, por lo que sus hermanos suelen pasearle en el carrito por su vecindario mientras el pequeño disfruta de la decoración navideña.

La familia se enteró de la noticia cuando llevó al pequeño al hospital Cincinnati Children’s Hospital Medical Center porque estaba mareado. Los médicos, tras realizarle varias pruebas, determinaron que tenía cuatro tumores embrionarios con varias rosetas de capas múltiples, uno en la parte inferior de la columna vertebral, otro entrelazado en su tronco encefálico, y los dos restantes detrás del puente de Varolio.

En el hospital le dieron el tratamiento de quimioterapia más agresivo contra el cáncer que pudieron, pero Brody no respondía al tratamiento. Uno de sus tumores creció un 30% y provocó el desarrollo de un quinto tumor en el cerebro. Debido a su corta edad, no se podía usar radiación para combatirlos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Como no había tratamiento que mantuviera con vida al pequeño, la familia decidió que sus últimos meses de vida fueran inolvidables. Para ello, adelantaron la Navidad al mes de septiembre. Sin embargo, no encontraron muchas tiendas que vendieran adornos navideños durante esta época, por lo que decidieron crear una página en Facebook llamada Team Brody y pidieron ayuda a sus vecinos.

Cuando a estos les dieron la noticia, no dudaron en donar múltiples objetos de decoración navideña a la familia, además de adornar sus propias casas con luces e hinchables de Papá Noel.

En este contexto, un hombre de 34 años, Ryan Simpson, conocido por sus amigos como el Hombre de la Navidad, fue etiquetado en Team Brody, y decidió visitar a su familia con una gran bolsa de plástico llena de luces, adornos y dulces para el niño y ayudó a decorar la casa. El vecindario se convirtió en una película navideña, todo lleno de luces y colores.

La familia de Brody no dejó de recibir felicitaciones y el pequeño estaba absolutamente absorto con la belleza que veía a su alrededor. A pesar de que el pequeño se alimente con una sonda, le encanta chupar el azúcar de los palitos de caramelo.

Tal fue el entusiasmo y el apoyo de los vecinos, que decidieron incluso hacer un desfile que se celebró ayer mismo. Con el amor de su familia y de la gente de su alrededor, Brody, aun con su enfermedad, vive cada día lleno de buenos momentos. La familia se siente agradecida a todos los que han colaborado para que su hijo pueda disfrutar de su última Navidad de la forma más mágica posible.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad