Los yogures que das a tus hijos podrían ser menos saludables de lo que crees

Los yogures naturales y griegos, la mejor opción para nuestros hijos.

Los yogures son socialmente percibidos como un alimento saludable, sin embargo, tal y como demuestra un nuevo estudio británico publicado en BMJ Open, conforman una fuente “no reconocida” de azúcares. Es cierto que los yogures y otros productos lácteos fermentados ofrecen beneficios para la salud ya que son una fuente rica en bacterias “amigas” y proporciona proteínas, calcio, yodo y vitamina B. Sin embargo, a la mayoría de ellos se les añade más azúcar de lo recomendado, de hecho, muchos de ellos llegan hasta a triplicar el contenido de azúcar que ya tiene de por sí la propia lactosa, haciendo imposible cumplir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que aconseja que el consumo de azúcares libres (los que se añaden a los alimentos) no llegue al 10% de las calorías diarias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En Reino Unido y en Estados Unidos las recomendaciones dietéticas sugieren consumir productos lácteos bajos en grasa y en azúcar, por ello, los investigadores de este estudio decidieron evaluar hasta qué punto estos productos cumplían estos parámetros, sobre todo aquellos que son específicamente para niños, analizando los nutrientes de casi 900 yogures que se podían encontrar en cinco grandes cadenas de supermercados online de Reino Unido.

Para llevar a cabo esta investigación, se clasificaron los productos en ocho categorías:

  • Productos infantiles
  • Bebidos
  • Otras alternativas (soja)
  • Postres
  • Con fruta
  • De sabores
  • Orgánicos
  • Natural/griego

    El estudio determinó que, a excepción de los yogures naturales/griegos, el contenido medio de azúcar del resto de los productos estaba muy por encima del contenido por el que puede adjudicarse la indicación ”bajo en azúcar” (máximo 5g cada 100). Solo un 9% de los yogures valorados eran “bajo en azúcar” y muy pocos formaban parte de la categorías infantil. Llama la atención que los productos destinados a los niños e incluso los yogures de sabores, que son sus favoritos, no cumplan con estas características tan indispensables para evitar problemas como las caries e incluso el sobrepeso.

    El estudio determinó el orden de los productos en referencia a la cantidad azúcar que contienen, de mayor a menor:

    1. Postres (16,4 g cada 100)
    2. Orgánicos (13,1 g cada 100)
    3. Sabores (12 g cada 100)
    4. Con frutas (11,9 g cada 100)
    5. Infantiles (10,8 g cada 100)
    6. Otras alternativas (9,2 g cada 10)
    7. Bebidos (9,1 g cada 100)
    8. Naturales/griego (5 g cada 100)

      Los autores del estudio han reconocido los beneficios de estos productos, que son positivos para el desarrollo de los huesos y para la reducción de la erosión de los dientes, siempre y cuando no tengan este exceso de azúcares libres. De hecho, no hay ninguna razón nutricional que justifique este añadido innecesario a estos productos, y mucho menos a los que se dirigen específicamente a los niños.

      Publicidad - Sigue leyendo debajo

      Ante estos datos, es aconsejable optar por los productos lácteos a los que realmente no se les haya añadido una cantidad extra de azúcar y, si no gusta tanto el sabor, optar por mezclarlo con fruta o frutos secos.

      Y ADEMÁS... Los primeros alimentos condicionan su salud futura

      Publicidad - Sigue leyendo debajo
      Más de Actualidad