Lo que necesitas saber para entender las etiquetas de los alimentos infantiles

Te explicamos en qué te tienes que fijar cuando vayas a la compra.

Según un estudio realizado por Danone Nutricia Early Life Nutrition, compañía de alimentación infantil de Danone, existe un gran desconocimiento sobre nutrición por parte de los padres. Este hecho provoca confusión a la hora de leer las etiquetas de estos productos. De hecho, casi un tercio de los encuestados del estudio puntúa con un 4 sobre 10 sus conocimientos sobre esta materia.

Por otro lado, los consumidores demandan cada vez más productos naturales que carezcan de azúcares, conservantes, colorantes y demás añadidos. Según datos de la Mesa de Participación de las Asociaciones de Consumidores, la fecha de caducidad es el dato más importante de las etiquetas de los productos para los consumidores, seguido de la composición o ingredientes, siendo las grasas y azúcares los dos elementos más valorados de la información nutricional.

Para garantizar una correcta alimentación a nuestros hijos debemos asegurarnos de que los productos que les brindamos posean los nutrientes que necesitan y eviten los que pueden perjudicar su salud. Pero, ¿en qué debemos fijarnos en las etiquetas a la hora de escoger estos alimentos?

  • Nutrientes: elige alimentos que contengan nutrientes de calidad, como la fibra, el hierro o las vitaminas, y productos naturales.
  • Alto contenido en fibra: para evitar el estreñimiento, tan común en la primera etapa de la introducción de alimentos complementarios, es recomendable optar por alimentos ricos en fibra, como las frutas, las verduras, las legumbres y los cereales.
  • Azúcar: la OMS recomienda reducir la ingesta de azúcares libres para evitar el desarrollo de enfermedades no transmisibles, el sobrepeso o las caries.
  • Dextrinados: muchos alimentos infantiles poseen el indicativo “sin azúcares añadidos”, sin embargo, en sus etiquetas podemos encontrar cereales dextrinados o hidrolizados, es decir, carbohidratos originalmente complejos o de cadena larga transformados en carbohidratos simples o de cadena corta, o lo que es lo mismo, azúcares.
  • Origen de los productos: es recomendable fijarse en el origen de los alimentos, especialmente de los cereales, ya que son uno de los primeros alimentos que se introducen en la dieta de los bebés. Es aconsejable optar por ingredientes que procedan de terrenos cultivados en óptimas condiciones climáticas y que protejan sus características en todo momento. Por otro lado, optar por productos europeos favorece la conservación del medio ambiente frente a productos que han tenido que ser transportados de otros continentes.

    Fíjate en estas pautas y garantiza a tu pequeño los productos que necesita sin añadidos innecesarios.

    Y ADEMÁS... El proceso de introducción de los sólidos

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Actualidad