1 de cada 3 niños españoles tiene exceso de peso

El bajo consumo de fruta y verdura, la inactividad física y la falta de sueño, las principales causas de este problema.

1 de cada 3 niños españoles sufre de exceso de peso, dato que sitúa a España como uno de los países de Europa con peores estadísticas de obesidad infantil, según el dr. Rafael Casas, autor del I Estudio sobre la Situación Actual de la Obesidad y el Sobrepeso Infantil en España, en colaboración con DKV Seguros, presentado en 'Cómo Como Festival de Barcelona', dedicado a la alimentación saludable.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Según el dr. Casas, especialista en psiquiatría, “las causas son multifactoriales, pero están relacionadas principalmente con el abandono de la dieta mediterránea, el sedentarismo, las horas de sueño e incluso otros factores que se inician durante el embarazo”. La razón de estos cambios, según el experto, se debe a una falta de concienciación social sobre la importancia de seguir hábitos de vida saludable desde edades tempranas. “Muchos padres no saben que las preferencias sobre los alimentos se deben educar desde muy pequeños y, siendo los referentes más importantes para sus hijos e hijas, deben seguir estos hábitos de vida saludables e incluirlos en el proceso de educación y formación del infante”.

Las principales causas de la obesidad infantil

Consumir poca fruta y verdura, no realizar ejercicio físico y la falta de sueño son las principales causas de este problema. Por ejemplo, respecto a la verdura, la recomendación es ingerir como mínimo entre dos y tres verduras y hortalizas diarias, sin embargo, según los datos de DKV, el 62% de los niños come verduras y hortalizas todos los días, pero solo un 25% las come dos veces al día. Esto deja entrever que 3 de cada 4 niños no ingiere las cantidades recomendadas de estos alimentos.

En cuanto a la inactividad física, según el Dr. Casas, “la recomendación es no pasar de las 2 horas diarias de inactividad”, sin embargo, con la intrusión de las nuevas tecnologías en la vida de los menores, el número de niños que dedica su tiempo a realizar algún deporte o a jugar en la calle o en el parque se ha reducido de una forma considerable. “Y si juntamos el sedentarismo con el mal hábito actual de tomar productos calóricos y bebidas azucaradas con asiduidad, se produce un desequilibrio nutricional importante”, añade el experto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por otro lado, según el autor del estudio, hay una creciente tendencia en todo el mundo a dormir menos horas de las recomendadas, hábito que se transmite de padres a hijos, sin embargo, “los menores que duermen menos de lo que es recomendado -de 11 a 13 horas en edad preescolar y entre 10 y 11 horas en edad escolar- engordan con más facilidad”.

La clave para solucionar este problema

Los expertos coinciden en que un aspecto fundamental para prevenir este problema es la prevención mediante la concienciación. En este sentido, DKV ha llevado a cabo diferentes iniciativas para promover hábitos de vida saludables y luchar contra el sobrepeso y la obesidad infantil, un ejemplo de ello es el programa #Apptívate. Según el dr. Casas, la obesidad infantil “es un problema de salud pública y, por lo tanto, se debe afrontar con medidas que afecten a los diversos agentes implicados: madres y padres, profesores, pediatras, administraciones públicas y, como no, los niños y niñas”.

Y ADEMÁS... Recetas para que tu hijo coma fruta encantado

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad