Las señales que indican que tu hijo no ve bien y necesita gafas

A lo mejor los malos resultados de tu hijo en clase se deben a que no ve bien ¿lo habías pensado?

Muchos padres atribuyen las malas notas a que su hijo no es buen estudiante y sin embargo, su bajo rendimiento podría deberse a otros factores, como los problemas de visión. Según los últimos estudios, 1 de cada 3 padres nunca ha llevado a sus hijos a revisarse la vista, algo que puede afectarles en su futuro académico si tienen patologías visuales no detectadas: el 30% de los casos de fracaso escolar se deben a problemas visuales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Estos problemas se suelen manifestar a la hora de realizar sus tareas escolares, sobre todo al leer o escribir, como juntar las letras, perderse entre renglones, omitir palabras, mezclar sílabas, invertir la estructura de las palabras, tamaños de letras irregulares, escaso espaciado, lentitud ante un dictado o preferir los exámenes orales a los escritos, entre otras.

En este contexto, la Fundación ALAIN AFFLELOU lleva años intentando mejorar la salud visual de los más pequeños a través de su Campaña Escolar a Favor de la Salud Visual y conseguir así que su vista no afecte negativamente a su vida. Esta campaña consiste en una revisión de la vista a los niños entre los 5 y 7 años en sus centros y si en el transcurso de la revisión se les detecta algún problema visual, se les regalará un par de gafas graduadas adaptado a su vista (gafa completa: montura + cristales orgánicos monofocales blancos, sin tratamiento). La campaña dura desde el 10 de septiembre hasta el 14 de octubre.

“Hay síntomas claves que ponen de manifiesto que el niño necesita alguna corrección visual, pero estos son difíciles de detectar para él mismo, ya que puede entenderlo como normal debido a que nunca antes habría visto de forma correcta. Por ello, es fundamental que padres y profesores estén atentos al desarrollo del menor”, afirman expertos de la Fundación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Desde esta fundación inciden en la importancia de estar atentos al comportamiento del niño, prestando especial atención a algunas de las señales clave que delatan la existencia de un problema de visión:

  • Cierra un ojo o se lo tapa con la mano
  • Entrecierra los ojos para ver mejor
  • Ladea la cabeza para realizar sus tareas (lo que puede desembocar en tortícolis)
  • Falta de coordinación ojo-mano, se tropieza, no calcula bien las distancias, dificultades a la hora de practicar algún deporte y juegos de pelota, etc
  • Dolor ocular, lagrimeo, picor de ojos, mareos y/o dolor de cabeza

    Además, es importante tener en cuenta la historia médica y familiar. Es probable que aparezcan errores visuales en niños prematuros, con bajo peso al nacer, con test de Apgar inferior a 8, con dificultad en el desarrollo motor o si tiene algún familiar con antecedentes en alguna patología visual.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Actualidad