El 47% de los niños españoles se ha enfrentado a algún tipo de amenaza online

La dependencia de los niños a Internet es una de las principales preocupaciones de los padres.

Según el estudio realizado por Kaspersky Lab y B2B, a un 36% de los padres le preocupa que su hijo pueda desarrollar algún tipo de adicción a Internet. Y no es para menos, este análisis ha demostrado que 1 de cada 10 menores muestra este tipo de problema. Sin embargo, este hecho no es el único que perturba a los padres españoles, sino que hay múltiples cuestiones, como la posibilidad de que sus hijos accedan a contenidos inapropiados (39%), de que mantengan relaciones sociales con desconocidos (35%) o de que sean incapaces de alejarse de las nuevas tecnologías, que suponen un verdadero quebradero de cabeza para los padres.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por otra parte, a más de la mitad de los padres encuestados, más concretamente a un 54%, les preocupa que sus hijos sufran amenazas online, hecho que se vuelve más probable cuanto más tiempo pasen los niños en Internet. En este sentido, la respuesta de los padres es clara, un 33% opta por limitar el tiempo que dejan que sus hijos dediquen a la red. Sin embargo, esta medida no acaba con los peligros a los que los menores están expuestos, así lo ha demostrado este estudio a través de sus datos: en tan solo 12 meses, el 47% de los niños se enfrentó al menos a una amenaza online, el 15% accedió a contenido inapropiado y un 13% se topó con softwares maliciosos o virus.

Según Alfonso Ramírez, director general de Kaspersky Lab Iberia,“todos los padres quieren proteger a sus hijos y mantenerlos seguros, pero limitar su acceso al mundo online no es necesariamente el mejor modo de hacerlo. La educación y la comunicación juegan un papel vital a la hora de garantizar que los hijos utilicen Internet de manera responsable y segura”.

¿Cuál es la verdadera solución?

No debemos ocultar a los niños los peligros que se esconden en Internet, ya que si no los descubrirán por sus propios medios. Es fundamental que concienciemos a nuestros hijos de la importancia de hacer un buen uso de Internet y, advertir de sus peligros, es una buena forma de empezar. Debemos apoyarles en el descubrimiento de la red y ayudarles inculcándoles buenas prácticas, ¿cómo? El primer paso es dando ejemplo.

El estudio ha mostrado que un 37% de los padres habla regularmente con sus hijos para enseñarles cuáles son las amenazas a las que se pueden enfrentar online y que un 34% intenta supervisarles cuando están conectados. Estas medidas son muy importantes, ya que a través de la supervisión podremos identificar si nuestro hijo sufre alguna de las amenazas que hemos mencionado y podremos ponerle remedio cuanto antes, al mismo tiempo que educamos a nuestro pequeño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sin embargo, nuestros esfuerzos por proteger a nuestros hijos no son la única baza con la que contamos, según Ramírez, “también es imperativo utilizar un software que refuerce nuestras defensas. Limitar el tiempo que pasan conectados a Internet es clave, pero no funciona aisladamente. La tecnología puede ayudar a reducir los riesgos, al permitir que los niños puedan explorar todos los aspectos positivos de Internet y desarrollar sus habilidades digitales sin tener que preocuparse por las ciberamenazas”.

Y ADEMÁS...Enséñale a navegar seguro por Internet

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad