Un 25% de los españoles "pierden" a sus hijos durante las vacaciones de verano

Las playas, las piscinas, los parques temáticos y los centros comerciales, son los lugares donde más niños se pierden en verano.

Durante el verano, solemos acudir a lugares muy frecuentados, como piscinas, playas, parques temáticos o centros comerciales, por lo que tenemos que tener mucho cuidado con no perder de vista a nuestros pequeños, que suelen extraviarse debido a las aglomeraciones y a las distracciones que caracterizan estos establecimientos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Y es que, tal y como ha podido comprobar www.jetcost.es, buscador de vuelos y hoteles, 1 de cada 4 familias españolas pierde en algún momento a sus hijos durante las vacaciones de verano. Normalmente, estos extravíos quedan en un susto y los niños son encontrados en apenas 7 minutos, pero el mal rato no nos lo quita nadie, por lo que os recomendamos la máxima precaución. Además, estas cifras sitúan a España como el país europeo donde más menores se pierden en verano. Un primer puesto que no es para sentirse orgulloso.

A través de la encuesta realizada por Jetcost a 3000 padres (500 de cada nacionalidad: británicos, españoles, italianos, alemanes, portugueses y franceses) con al menos un hijo entre 3 y 10 años y que hayan estado de vacaciones en familia en julio y agosto al menos una vez en los últimos dos años, se ha concluido que el 25% de los encuestados había perdido a sus hijos entre julio y agosto durante un periodo de tiempo corto.

En relación a los lugares donde había ocurrido el extravío de los pequeños, los más comunes, en orden, fueron: la playa, la piscina, un centro comercial, un parque temático y el hotel donde estaban veraneando. Por otro lado, a los padres que habían confesado haber perdido a sus hijos en algún momento del verano se les preguntó que por cuanto tiempo y la duración media fue de unos 7 minutos. Y respecto a cómo se habían organizado para encontrarlos, el 75% declaró que había pedido ayuda a otros miembros de la familia, el 49%, que había pedido ayuda a extraños y tan solo el 12%, que había optado por pedir ayuda a policías o empleados.

Tras esta sorprendente respuesta de que muy pocos padres habían pedido ayuda a policías, se preguntó por qué no lo habían hecho y un 48% contestó que “les daba vergüenza”. La solución para Jetcost es que si los padres quieren hacer las compras más relajados, dejen a sus hijos en las guarderías de los centros comerciales o de los hoteles, para que, aunque tan solo sea un rato, puedan disfrutar de tiempo juntos y tranquilos, y puedan darse así un pequeño respiro.

Y ADEMÁS...Consejos para que tu hijo no se pierda

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad