El 1,5% de los adolescentes españoles son adictos a internet

El 94,2% de los hogares con niños dispone de ordenador, el 77,6% de tablets y el 95,6% tiene acceso a internet en la vivienda.

Las nuevas pantallas ya están integradas en la sociedad desde edades muy tempranas y pueden traer muchos beneficios para el desarrollo de los niños: favorecen el contacto con el mundo exterior o la comunicación interpersonal, conforman un medio innovador de ocio y entretenimiento… Sin embargo, para disfrutar de los efectos positivos de estas nuevas tecnologías, se requiere de un uso responsable de los mismos. De lo contrario, lejos de ventajas, traen multitud de riesgos y daños para los más pequeños de la casa: desarrollo de hábitos de vida no saludables, acceso a contenidos inadecuados, violación de intimidad o ciberacoso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En este sentido, los pediatras de Atención Primaria tienen un papel fundamental a la hora de concienciar en la consulta a los niños sobre la importancia de hacer un uso racional y moderado de estas tecnologías y detectar riesgos y daños provocados por un uso excesivo de las mismas.

Uso de ordenadores y móviles en niños

El uso del ordenador y de Internet en la infancia es cada vez más común y va aumentando conforme el niño crece: el 43,6% de niños entre los tres y seis años utiliza estos medios y 90% cuando llegan a la adolescencia (datos 2015).

Según datos de 2017 del Observatorio Nacional de las telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI), el 94,2% de los hogares con niños dispone de ordenador, el 77,6% de tablets y el 95,6% tiene acceso a internet en la vivienda. 7 de cada diez niños de 10 a 15 años tienen teléfono móvil y más del 90% ha usado Internet en los últimos 3 meses.

En cuanto al uso de móviles, cabe destacar que el 90% de los niños de entre 13 y 15 años dispone de este aparato frente al 48% de niños que lo tienen a los 10 y 12. Sin embargo, el 91,8% de estos últimos ya usan internet, y el 98,3% de los primeros también.

Beneficios de las nuevas pantallas

El uso de pantallas por parte de los niños pequeños, siempre que sea moderado y racional, trae consigo beneficios como el acceso a la información, conforma un medio de entretenimiento y favorece a la socialización y las relaciones interpersonales. Además, resulta una herramienta didáctica de gran utilidad para realizar las tareas escolares.

Riesgos de un uso indebido

Sin embargo, no todo son beneficios. Un mal uso de estos aparatos puede derivar en una falta de comunicación intrafamiliar, acceso a información falsa o contenidos inapropiados, alteración del sueño, sedentarismo, peligros en la red, ciberbullying, adicciones…

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El Consorcio europeo EU Net ADB, en el estudio sobre Conductas Adictivas a Internet entre los adolescentes, las define como: “un patrón de comportamiento caracterizado por la pérdida de control sobre su uso, que conduce paulatinamente al aislamiento y al descuido de las relaciones sociales, de las actividades académicas y recreativas, así como en la salud y la higiene personal”.

En Europa, el 1,2% de los adolescentes presentan conductas adictivas y el 12,7% está en riesgo de padecerla. En España, estos valores son superiores llegando al 1,5% y 21,3%, respectivamente.

Recomendaciones de uso

Por estas razones, la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP) recomienda una serie de límites por edades en el uso de estas pantallas para evitar estos riesgos:

  • Evitar la exposición a las pantallas hasta los 18 meses.
  • De 18 a 24 meses, optar por programas de calidad en compañía de los padres.
  • De 2 a 5 años, contenidos de calidad, acompañados de los padres y máximo una hora diaria.
  • Desde los 6 años se debe buscar el equilibrio entre el uso de pantallas y otras actividades propias de sus edades.
  • Evitar las pantallas durante las comidas, horas de estudio y antes de dormir.
  • Evitar la existencia de dispositivos en el dormitorio
  • Asegurar que el menor practique suficiente ejercicio físico y tenga las horas necesarias de descanso nocturno.

    Y ADEMÁS...Pautas para evitar que tus hijos no sean unos adictos a los videojuegos

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Actualidad