Deberes en verano para niños, ¿por qué es positivo y cómo motivarles para que los hagan sin problemas?

Con la llegada de las vacaciones de verano, vienen los dichosos deberes de los pequeños y el debate sobre si son beneficiosos o no y, sobre todo, si son demasiados.

Hay muchas opiniones a favor y encontrar de los deberes de verano para los niños. Los partidarios de que los niños hagan algún tipo de tarea en su vacaciones alegan que si los conocimientos que han adquirido durante el curso no se ejercitan, éstos terminan olvidándose si no se refuerzan y potencian. Para Kumon, la cadena de centros de enseñanza con sedes en todo el mundo, es importante que los niños no pierdan destrezas durante el verano y sigan ejercitando su mente para mantenerla en plena forma. Esto no quiere decir que tengan que estar todo el día liados con obligaciones, pero el tiempo de descanso también puede ser una oportunidad para estimular su inteligencia y desarrollar capacidades que le ayudarán en la vuelta al cole.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Consejos para motivar a tus hijos con los deberes

Kumon nos da unas pautas para ayudar a nuestros hijos para que hagan los deberes de la forma más positiva posible:

  • Plantea a tus hijos retos para el verano: es importante que les animes a ser constantes y que les convenzas, no sin razón, de que más vale ir avanzando poco a poco cada día que dejarlo todo para el final. Rétales a hacer una página o dos por día y a cronometrar cuánto tardan en hacerlas. Ya veréis como poco a poco cogen destreza y mejoran su marca.
  • Facilítales un ambiente tranquilo: es importante que los niños, desde pequeños, aprendan a concentrarse y un ambiente tranquilo es el mejor entorno para hacerlo.
  • Observa, ayuda y corrige: cuando termine las tareas del día, revísalas por si tiene algún error para que aprenda y no lo vuelva a cometer. Y no te olvides de elogiar lo que haya hecho bien, el refuerzo positivo es mucha más efectivo que el negativo y ayudará a tu hijo a motivarse y a querer superarse cada día.
  • Valora su esfuerzo: hazle ver que eres consciente de todas las mejoras que está consiguiendo y muéstrate cercano en caso de que necesite ayuda. Ante las dificultades, ayúdale a pensar y dale pistas para que llegue al resultado correcto mediante sus propios medios.
  • Actitud positiva: tu apoyo será fundamental para que logre pasar los retos de cada día con éxito y no se desanime ante las dificultades.

    Según Maribel Martín de Rosales, directora de desarrollo de Kumon España, “el éxito de cualquier actividad se basa en la constancia. A través del trabajo diario se consigue desarrollar la competencia y la motivación necesaria para que los alumnos puedan ser autodidactas y logren trabajar de manera independiente, sin la supervisión constante de sus padres. Esto es un objetivo fundamental para lograr ser personas responsables y competentes, no sólo a nivel académico, sino para todos los aspectos de su vida”.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    Es importante que desde la familia, inculquemos valores de esfuerzo y constancia para guiar a nuestros hijos por el camino del éxito, pero también es fundamental que les enseñemos a disfrutar de los momentos de calma y descanso. Así no lo olvides y, cuando finalicen las tareas, disfrutad del ocio en familia o con los amigos.

    ADEMÁS... ¿Deberes en verano?

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Actualidad