Consecuencias negativas del abuso del móvil, tablet o videojuegos para los niños

Las nuevas tecnologías están tan integradas en la sociedad actual que suponen la nueva forma de entretenimiento de los más pequeños de la casa, lo que puede ocasionar consecuencias muy negativas.

Según señala la Academia Americana de Pediatría en su infome sobre el uso de tecnologías en menores de dos años, el uso de las nuevas pantallas en edades demasiado tempranas trae consigo múltiples efectos negativos y muy pocos beneficios. Por ello, según explica el Dr. Jaime García Aguado, pediatra de Atención Primaria y miembro del grupo Prevención en la Infancia y la adolescencia (Previnfad) de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), “es crucial la interacción de los adultos con el niño durante su uso ya que sigue habiendo pruebas sobre los riesgos del uso excesivo de los medios digitales como son el aumento del sedentarismo y del Índice de Masa Corporal (IMC), la disminución de las horas de sueño y la alteración en el desarrollo cognitivo, social o emocional, entre otros”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para evitar estos efectos adversos del uso de las pequeñas pantallas en niños en edades tempranas, es recomendable que, en primer lugar, los menores de 18 meses no estén expuestos a estos dispositivos, y en segundo, que los niños de entre 18 y los 24 meses que utilicen estas tecnologías usen aplicaciones de calidad y siempre bajo la supervisión de sus padres. Por otro lado, entre los 2 y 5 años, el uso de las pequeñas pantallas, según el Dr. García Aguado, “siempre que sea de forma controlada por parte de los padres, que se limite el tiempo de uso máximo una hora diaria y que se use la tecnología como una herramienta para el aprendizaje y el desarrollo de los niños, no debería haber problema”.

Cuidado con los videojuegos

Y por supuesto, debemos poner una especial atención en el uso de videojuegos, ya que, como ya sabemos, un consumo excesivo de estos puede derivar en una adicción. Tanto es así que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado que incluirá este problema como una enfermedad mental en su próxima edición de la Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD-11). Según la OMS, este trastorno, caracterizado por un consumo abusivo y continuado de videojuegos, surge a partir de un mal uso de estos dispositivos consecuencia de:

  • Falta de control en la conducta del juego, tanto en frecuencia, como duración, intensidad y contexto
  • Priorización de los videojuegos frente a otras actividades diarias
  • Conducta continuada a pesar de percibir las consecuencias negativas del juego

    Dado que en la época que nos encontramos los niños disponen de mucho más tiempo libre que de costumbre, debemos tener un especial cuidado con un uso abusivo de las nuevas tecnologías y animarles a practicar otras actividades y juegos que les permitan desarrollarse tanto física como intelectualmente, como hacer deporte o leer. Esta última actividad es la que recomienda la AEPap como alternativa al uso de pantallas, ya que, según el DR. García Aguado, “está demostrado que la lectura en voz alta es eficaz para mejorar el lenguaje, la alfabetización, la imaginación y el desarrollo cognitivo de los niños, además, sirve para crear lazos afectivos y tiene beneficios en el funcionamiento psicosocial de los padres”.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    Siguiendo esta línea, la asociación ha elaborado, junto con la Policía Nacional y la Sociedad Española de Pediatría Social (SEPS) este decálogo de ‘Consejos para una buena salud digital’.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Actualidad