El slime casero puede ser perjudicial para tus hijos

Descubre qué es el 'slime' y por qué resulta peligroso para los niños prepararlo en casa.

Para aquellos padres que aún no sepan lo que es el 'slime, que no serán muchos, es una masa viscosa parecida a un moco gigante, como el “blandibú” de toda la vida. Como las modas son cíclicas, esta ya ha calado de nuevo entre los niños de primaria, ranto, que ya no les vale comprarlo en las tiendas, sino que prefieren hacerlo ellos mismos siguiendo las indicaciones de tutoriales de Youtube.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Cómo se hace el slime?

Sin embargo, debemos tener cuidado con esta aparente práctica ya que la versión doméstica de esta nueva moda se fabrica con productos que es mejor mantener alejados de los niños. De hecho, su componente principal es detergente para lavar la ropa.

El resto de ingredientes que completan la fórmula mágica son la cola blanca, el colorante y el lavavajillas líquido para lavar a mano. El problema de que los niños se empeñen en hacer esta mezcla en casa, reside en los compuestos, como el bórax o borato de sodio, que se encuentran en los detergentes y que son perjudiciales para la salud.

¿Por qué el slime es perjudicial?

Según cuenta José Luis Ramírez, doctor de Clínica Dermatológica Internacional (Madrid), "ya hay incluso una referencia bibliográfica en 'PubMed' (el motor de búsqueda por excelencia de la comunidad científica) con un artículo que será publicado próximamente en una prestigiosa revista pediátrica titulado El ‘Slime’ podría no ser tan bueno: una causa de dermatitis de manos”. Tanto es así, que los dermatólogos cada vez más se ven en la obligación de preguntar a los niños que acuden a la consulta con problemas de dermatitis en las manos y en los antebrazos si han estado jugando con esta masa viscosa.

Aunque el bórax es la principal causa de estas lesiones, lo cierto es que la mayoría de las sustancias que se emplean para la fabricación casera de este producto son irritables y el contacto con estas es continuado, puesto que la gracia de hacer un “slime” es pasar horas moldeándolo con las manos.

Entre los problemas que puede causar la manipulación del “slime”, Ramírez distingue dos tipos de dermatitis, la irritativa, que es más leve y suele aliviarse a través de la hidratación de la piel y evitando el contacto con la sustancia que la ha causado, o la dermatitis de contacto, que es más grave ya que supone que el afectado se haya vuelto alérgico a algún componente de la mezcla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Cuál es la solución?

Aunque Youtube ya está lleno de recetas de “slime” casero sin sustancias irritantes o alérgenos, Ramírez destaca que "la única manera de evitar las complicaciones sería su preparación y manipulación con guantes de látex, que aunque a lo sniños les puede hacer menos gracia, es una gran medida de prevención.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad