Una experta en reproducción asistida advierte que un "alto porcentaje" de las mujeres del 'baby boom' de los 70 no tendrá hijos

La Unidad de Reproducción Asistida de la Fundación Jiménez Díaz advierte de los bajos datos de natalidad que nos esperan y la necesidad de potenciar la fertilidad.

Según la directora de la Unidad de Reproducción Asistida de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, Corazón Hernández, un porcentaje importante de mujeres que nacieron durante el “baby boom” de los años 70 no tendrá hijos. Las consecuencias de este hecho son evidentes: un descenso del índice de fecundidad y de natalidad en nuestro país ciertamente alarmante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En este contexto, hemos de recordar que, según los datos de Eurostat, la Oficina Europea de Estadística, la edad media en la que las mujeres españolas son madres es a los 30,8 años, que se tienen una media de 1,34 hijos por mujer y que un 6,6% tienen a su primer hijo pasados los 40.

Ante estos datos, se hace necesario un incremento de los tratamientos de reproducción asistida. En este sentido, la Unidad de Reproducción Asistida de la Fundación Jiménez Díaz ha incorporado sistemas de gestión que “tienen a la paciente como centro de la atención”, según ha comentado su directora.

A través de esta Unidad, se atienden a más de 2000 parejas al año ya sea por problemas de infertilidad o genéticos identificables en la fase embrionaria, según Corazón Hernández. En 2017 se realizaron más de 1500 tratamientos de fecundación in vitro, se identificaron más de 150 problemas genéticos durante la fase embrionaria y se llevaron a cabo más de 700 inseminaciones artificiales.

Recientemente, además, la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz ha sido acreditada según la norma UNE 179007:2013 relativa a Laboratorios de Reproducción Humana, que la certifica bajo el alcance de 'Unidad de Reproducción Asistida para paciente público y privado', lo que abarca tanto la consulta médica como los laboratorios de andrología y embriología y la crioconservación, y confirma la rigurosidad de sus procedimientos y metodologías.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad