Aumentan las mujeres de más de 40 años que desean quedarse embarazadas con óvulos propios

Los avances en los tratamientos de fertilidad aumentan las posibilidades de que las mujeres de más de 40 años se queden embarazadas con sus propios óvulos.

El porcentaje de éxito en mujeres que logran embarazarse con sus propios óvulos sin recurrir antes a la donación de óvulos pasados los 40 años es aún muy reducido, sin embargo, cada vez son más las mujeres que optan por esta alternativa.

Un estudio elaborado por un equipo de médicos del Center for Human Reproduction de Nueva York, liderado por el Doctor Norbert Gleicher, alcanzó una tasa de embarazo del 3% en mujeres de entre 43 y 51 años mediante protocolos personalizados. Solo la mitad de ellas llegaron a dar a luz y, de los siete niños sanos que nacieron, dos fueron concebidos por mujeres de más de 47 años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por otro lado, otro grupo de especialistas, esta vez de Cornell University de Nueva York, han publicado resultados similares en la revista Journal of Assisted Reproduction and Genetics. El factor común de ambas investigaciones reside en la utilización de protocolos personalizados para cada mujer.

El Doctor Jan Tesarik, director de la Clínica MARGen en Granada, también defendió la utilización de estos protocolos personalizados mediante un estudio que publicó en la revista Journal of Gynecology and Women’s Health en 2017. En su investigación, Tesarik utilizó su protocolo CARE (Customized Assisted Reproduction Enhancement) con mujeres de entre 32 y 40 años con una reserva ovárica (cantidad y calidad de óvulos) muy baja. A pesar de que sabían que tendrían menos posibilidades de quedarse embarazadas que si optaran por la donación de óvulos, todas ellas prefirieron probar con los suyos propios. Mediante este protocolo personalizado utilizado por Tesarik, de las 78 mujeres que se trataron, 14 de ellas consiguieron dar a luz a niños sanos.

Según Tesarik, “la práctica corriente de muchas clínicas es orientar hacía la donación de óvulos a las mujeres en las que la estimulación ovárica resultaría compleja, limitando la capacidad de decisión de la pareja.Según su propia experiencia,“a pesar de las dificultades, muchas parejas prefieren intentar procrear con los propios óvulos de la mujer”.

Y además...

Madre a los 40, ¿por qué no?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad