Cómo proteger los oídos durante el verano

Este verano, protege tus oídos de las frecuentes infecciones que suelen darse en esta época y disfruta de los mejores planes de piscina, playa y ocio.

Durante el verano solemos realizar muchas actividades que pueden perjudicar a nuestros oídos. Los baños en piscinas, ríos o playas, la excursiones en la montaña o la asistencia a festivales, conciertos o fiestas populares son actividades muy recomendables para esta época, pero eso sí, siempre que las realicemos teniendo en cuenta que también pueden ser perjudiciales para nuestros oídos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El equipo de expertos de Oticon, empresa que fabrica de soluciones auditivas para adultos y niños, ha recopilado unos consejos para tener en cuenta en esta época del año y los oídos de toda la familia no sufran.

  • Durante el baño utilicemos tapones para los oídos. Bañarnos es una de las actividades preferidas en esta época del año, el calor nos invita a refrescarnos, pero tenemos que tener en cuenta que tanto los niños como los adultos pueden coger gérmenes durante estos baños, por lo que es recomendable utilizar tapones especiales de silicona o cera que nos protejan de indeseadas infecciones.
  • Secarnos bien los oídos después del baño. Aunque hayamos utilizado tapones es recomendable secarnos bien al salir del agua. La humedad es un ambiente perfecto para los gérmenes, por lo que es más fácil que se produzcan infecciones. Cuanto más secos los oídos, mejor. Esta recomendación es válida para cualquier época del año, debemos secarnos bien los oídos después de la ducha, de esta forma podremos prevenir otitis y cualquier otra infección auditiva.
  • Bañarnos siempre en aguas limpias. Lugares poco higiénicos, como piscinas mal tratadas, estanques o ríos contaminados son una fuente de infecciones, tengámoslo en cuenta antes de darnos un chapuzón.
  • Cuidado con las zambullidas e inmersiones. Tirarnos al mar o a la piscina desde alturas considerables puede provocar la entrada de gran cantidad de agua en los oídos de forma repentina, lo que puede perjudicarlos. También debemos tener mucha precaución con las inmersiones, los cambios de presión pueden dañar el tímpano, lo que puede generar mareos o dolor de oídos. Lo mejor es realizar las inmersiones con mucho cuidado y siempre que conozcamos las técnicas apropiadas para este tipo de deporte.
  • Evitar los ruidos fuertes. Las fiestas populares, los conciertos o los festivales, suelen ir acompañados de muchos decibelios, por no hablar de los petardos tan utilizados en muchas de las regiones de España. Existen tapones especiales que amortiguan la presión sobre el tímpano, sin que dejemos de escuchar por completo, por lo que podremos disfrutar del espectáculo sin arriesgarnos a sufrir posteriormente los típicos zumbidos o pitidos en los oídos.
  • Atención a las corrientes de aire. Aunque en verano lo normal es pasar calor, también estamos expuestos a corrientes de aire, sobre todo cuando estamos en ambientes con aire acondicionado que generan chorros de aire frío que puede dañar los oídos. Para evitar posibles molestias, lo mejor es mantener temperaturas agradables de 21/22 grados y colocar recipientes con agua que humedezcan la estancia.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    Tengamos estos consejos en cuenta y disfrutemos del verano. Es el momento de descansar y recargar pilas para el resto del año, pero siempre protegiendo nuestra salud.

    ADEMÁS... Cómo aliviar el dolor de oídos en niños

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Actualidad