El 41% de los españoles usan apps de salud

Cada vez más españoles apuestan por servicios digitales en el ámbito de la atención sanitaria.

Estamos asistiendo a un cambio en el modelo de atención médica de la mano de la tecnología y vemos cómo se está incrementando la demanda de servicios sanitarios digitales.

En el congreso de HIMSS Europe (Sociedad de Sistemas de Información y Gestión de la Salud), Accenture ha presentado el informe 'Encuesta a los consumidores sobre salud digital de 2018'. Esta encuesta realizada a 7.905 consumidores mayores de 18 años procedentes de siete países diferentes pretende evaluar cómo actúan los consumidores en relación con la tecnología y la innovación de los servicios en el ámbito de la atención sanitaria.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Según el resultado de la encuesta con los 957 consumidores españoles que participaron, se observa que la tecnología está calando en nuestro país. Cada vez admitimos mejor la inteligencia artificial (IA), los médicos virtuales y las pruebas diagnósticas en el propio domicilio. Los consumidores ya utilizan muchos autoservicios digitales relacionados con la salud. De hecho, un 41% de los encuestados utilizan aplicaciones de salud, el 40% utiliza básculas inteligentes y un 21% dice que ha accedido a sus historiales médicoselectrónicos durante el último año, sobre todo para recoger pruebas sanguíneas y de laboratorio, así como recetas electrónicas y radiografías o estudios de medicina nuclear.

En el informe se muestra que, aunque la utilización de servicios basados en la inteligencia artificial es todavía pequeña (6%), la mayoría dice que estarían dispuestos a utilizar este tipo de servicios clínicos. Un 63% utilizaría los análisis de sangre a domicilio, un 62% profesionales de la salud virtual y un 54 % los servicios de enfermería online que monitorizan el estado salud, los medicamentos y las constantes vitales en casa.

Pablo Sánchez Cassinello, managing director de Accenture Health & Public Services comenta: “Impulsados por sus experiencias fuera del ámbito de la salud, los consumidores cada vez están más dispuestos a utilizar tecnologías digitales para controlar, cuándo, dónde y cómo reciben la atención sanitaria. Al aprovechar de esta forma las tecnologías digitales, se conseguirá fomentar cada vez más las decisiones humanas, liberar la carga laboral de los profesionales sanitarios y personalizar los servicios de salud para poner el control en manos de los pacientes”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Casi la cuarta parte de las personas encuestadas, el 23%, utilizan wearables, y la mayoría de consumidores consideran ventajosos para conocer su estado de salud o controlar la salud de un familiar o dependiente, aquellos que monitorizan la glucosa en sangre, la frecuencia cardiaca, la actividad física y el sueño.

Cassinello opina al respecto que “cuanto más se acostumbren los consumidores a llevar estos dispositivos y otras tecnologías inteligentes, más abiertos se mostrarán a compartir los datos de salud personal que registran estas herramientas”.

La encuesta revela que el 89% está dispuesto a compartir sus datos personales con su médico y el 83% con su enfermera u otro personal sanitario. Otro tema son los empleadores o la comunidad online, que cuenta con una menor aceptación el 24% y el 34% respectivamente.

A pesar de que únicamente el 13% de la encuesta en España asegura haber recibido atención virtual, el estudio también recoge que a la mayoría de los consumidores españoles les gustaría utilizarlo en las siguientes actividades:

  • Autocuidado. Actividades para mantenerse sanos (86%), avisos de horario para tomar medicamentos (84%) o recibir información sobre determinadas enfermedades (70%).
  • Visitas virtuales. Citas fuera de horario (81%), consultas de control (75%) o contactar con un profesional médico para hablar de un problema de salud (65%).
  • Servicios a domicilio. Control después de una hospitalización (69%) o monitorización de indicadores (50%).

    También una mayoría están dispuestos a utilizar otro tipo de servicios virtuales de atención sanitaria, como terapias de salud mental, asistir a una cita médica de un familiar y someterse a un examen médico para temas no urgentes.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Actualidad