Los productos 'light' pueden engordar más que los considerados normales

Más vale cuidarse cada día con una vida sana y una buena alimentación que decantarse por dietas demasiado estrictas y pasajeras y alimentos con un etiquetado cuestionable.

La obesidad es un problema que afecta a más de la mitad de la población europea. La Asociación Internacional para el Estudio de la Obesidad (IASO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertan sobre este problema sanitario que tiene carácter mundial y representa un importante reto para los sistemas de salud en este siglo. Además, no es solamente una cuestión de imagen o autoconfianza de la persona, sino que el sobrepeso y la obesidad incrementan el riesgo de desarrollar enfermedades graves como cardiopatías, la diabetes tipo 2, hipertensión y algunos tipos de cáncer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Este mensaje ha calado en la sociedad: se estima que más del 70% de la población está cuidando su alimentación y tiene pensando quitarse los kilos que de más. Es por ello que cada vez hay a personas intentando llevar un estilo de vida saludable y como consecuencia, han aumentado los alimentos etiquetados como light, saludables, adelgazantes y détox (eliminación de toxinas a través de una dieta sana y equilibrada).

Según la Dra. Susana Monereo, directora de la Unidad de Endocrinología y Nutrición de Vithas Internacional, “el hecho de añadir estas etiquetas saludables a los alimentos hace que los consumamos en mayor medida pensando que se trata de un producto saludable”.

Muchos estudios han comprobado que se puede llegar a consumir hasta un 30% más de un producto etiquetado como “saludable” que de otro que no contara con esta clasificación. Esto puede traducirse en una ganancia de peso, efecto contrario al que buscamos ya que existe la creencia de que estos alimentos no engordan. Sin embargo, a estos productos se les “suele implicar un procesamiento y refinamiento de los nutrientes y es frecuente añadir aditivos que mejoren su palatabilidad”.

Cuando hablamos de productos light, sin azúcar, la Dra. Monereo confirma que no tienen glucosa “pero llevan endulzantes muy potentes que pueden tener efectos sobre el cerebro incitando al consumo de más productos dulces”. En la misma línea, los alimentos bajos en grasa pueden contener mayores cantidades de azúcar, por lo que ni adelgazan ni tienen que ser necesariamente saludables.

Refiriéndose a los productos gluten free, la especialista explica que son productos específicos para personas con intolerancia al gluten, pero no es conveniente su uso por el resto de la población, ya que contienen otro tipo de carbohidratos refinados con alto índice glucémico, por lo que no tienen ningún efecto adelgazante. Ante estas circunstancias, lo mejor es leer atentamente la etiqueta de estos productos para asegurarnos de que no contienen alternativas de azúcares o grasas camufladas con otro nombre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Otra duda muy extendida es la conveniencia de sustituir los azúcares añadidos por edulcorantes sin calorías. Parece que al reducir el consumo de calorías se podría conseguir evitar el sobrepeso o la obesidad. Sin embargo, la Dra. Monereo señala que numerosos estudios avalan que en realidad no se consigue bajar peso. “La explicación de por qué ocurre esto no está del todo clara, pero parece como si el cerebro fuera capaz de detectar la sustitución, de modo que el individuo compensa la ingesta con otros nutrientes. A nivel intestinal, además, parece que se detecta la diferencia, de modo que no se produce la misma saciedad que con los azúcares”.

Además, no todos los alimentos calificados ‘sin azúcar’ lo son realmente, ya pueden aparecer azúcares disfrazados con nombres raros como si fueran edulcorantes. Una vez más hay que destacar la importancia de leer correctamente el etiquetado y en lugar de optar por dietas demasiado estrictas y pasajeras, decantarse por un estilo de vida saludable en el que se combinen todos los nutrientes que necesita nuestro cuerpo para sentirse bien cada día.

ADEMÁS... Buenas costumbres que evitan que tus hijos sufran sobrepeso

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad