Cómo hacer el cambio de armarios con éxito cuando tienes niños

Con estos diez sencillos pasos, este año el cambio de armario lo llevarás a cabo de una forma organizada y eficaz.

Con la llegada del buen tiempo es momento de guardar la ropa de abrigo e ir preparando la ropa de verano para la nueva temporada, es hora de realizar el cambio de armario.

Esta actividad nos produce un sentimiento agridulce, por una parte, es una buena ocasión para repasar nuestro vestuario, pero también se nos avecina una época de ropa descolocada, distribuida por los sitios más inverosímiles por no tener tiempo para organizarnos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Si todavía no has conseguido tener un sistema para realizar esta tarea de forma rápida y organizada, es un buen momento para conocer los consejos de Rita Alonso, experta en organización familiar y fundadora de Dommuss (app que nos permite organizar y simplificar la logística familiar). Según Rita, lo fundamental para alcanzar el éxito en la operación “cambio de armario” en una casa con niños es conseguir un poco de tiempo para realizar esta tarea y seguir una pauta organizativa que se puede concretar en diez pasos:

  • Saca toda la ropa que ya no vas a utilizar. Toda es toda, incluidos los complementos, bolsos, zapatos y cualquier otro accesorio.
  • Prepara dos montones, lo que hay que guardar y lo que no. Es momento de tomar decisiones, esas prendas que ya no te valen o, que temporada tras temporada no te pones, hay que reciclarlas. Tus amigos, eBay o alguna asociación benéfica lo van a agradecer.
  • Guarda lo que vas a mantener y no necesite reparación o tinte. Procura que quede más a mano lo que más utilices, la primavera viene traicionera y todavía puede venir algo de fresco.
  • Prepara una lista con las prendas que tienes que llevar a arreglar o al tinte. La aplicación Dommuss de organización doméstica te puede servir para apuntar quién lo tiene que llevar y controlar el momento de entrega y recogida. Deja todas estas prendas a mano para realizar el trabajo la próxima vez que tengas que hacer algún recado.
  • Si tienes ropa para lavar en casa no la mezcles con la de la nueva temporada. Lávala aparte y colócala en su sitio cuanto antes.
  • En este momento el armario está vacío, aprovecha para airearlo y limpiarlo. Si te gustan, coloca bolsitas aromáticas y antipolillas.
  • Repasa si faltan perchas, bolsas o cajas, es el momento de reponer este material, también lo es para cambiar la decoración interna del armario si lo tenías pensado.
  • Ahora ya puedes sacar la ropa de temporada y revisarla. Es posible que haya alguna prenda de la que no te deshiciste en el cambio anterior y deberías haberlo hecho, aprovecha para unirla a la ropa de invierno que habías descartado. Si alguna prenda necesita arreglo o tinte, anótalo en la lista de Dommuss que habías elaborado y únela al montón que ya tenías listo.
  • El resto ya se puede colgar, no importa si está arrugado, ya tendrás tiempo de plancharlo cuando toque. De momento mejor que esté en su sitio y ordenado a la espera de que puedas plancharla, mientras se va aireando y estirando, lo que facilitará su futuro planchado.
  • Cuando recojas la ropa del tinte y la que llevaste a arreglar, es el momento de colgar en el armario las del verano y proceder a guardar las de invierno.

    Con un poco de organización y buscado el momento idóneo en nuestra ajetreada agenda, el cambio de armario se realizará de la forma más eficaz posible.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Actualidad