El deporte, la mejor estrategia contra el acoso escolar

Según un estudio se dan menos casos de acoso entre menores en un ambiente deportivo que en otros sitios como por ejemplo, el colegio.

Con motivo del Día Internacional contra el Acoso Escolar (2 de mayo) la Federación Española de Psicología del Deporte (FEPD) y la Cooperativa Ganadera del Valle de los Pedroches (COVAP), a través de su iniciativa educativa y deportiva infantil Copa COVAP, han destacado que, según un estudio elaborado por la Escuela de Kinesiología y Estudios de Salud de la Universidad de Queen (Canadá) sobre la intimidación entre compañeros de deporte, en el mundo de la competición deportiva se dan menos casos de acoso a menores en comparación con otros ámbitos, como la escuela, por lo que es recomendable fomentar la actividad deportiva para prevenir esta lacra. Esta investigación también expresa que la formación adecuada de profesores y entrenadores les pone en disposición de ayudar a los adolescentes a prevenir el bullying.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Joaquín Díaz, presidente de la FEPD, ha explicado que “el acoso se debe a las relaciones de poder entre compañeros y se materializa, por un lado, en la figura del acosador, que carece de empatía, apoyo social o familiar, y, por otro, en la víctima, una persona con baja o mala autoestima y, por tanto, más propensa a sufrir acoso en su entorno”. En este contexto, fomentar la práctica deportiva como manera de conseguir la interacción entre los menores, ayudará a incrementar el conocimiento y la autoestima que el niño tiene de sí mismo, según aseguran la FEPD y la Copa COVAP.

Desde la FEPD inciden en que la práctica deportiva ayuda a desarrollar valores como la disciplina, la obediencia, la admisión de la derrota y de los propios errores y a valorar al adversario. Todos estos valores son indispensables para el correcto desarrollo de los niños.

Rafael Guerrero, director comercial de COVAP, ha destacado que existe una “necesidad de desarrollar acciones que consigan mitigar la victimización entre iguales" y da a conocer la campaña educativa que se promueve desde COVAP "donde una psicóloga profesional imparte charlas paralelas al desarrollo deportivo, dirigidas a los niños y niñas participantes, sobre qué es la autoestima y el respeto al contrario”.

Un reciente estudio de la Universidad de Extremadura, ha observado que si bien el bullying está presente en todos los grupos de alumnos en los distintos colegios, se observa que esta práctica sucede con más frecuencia cuando los profesores o entrenadores no están presentes, como ocurre en el patio de recreo o en tiempos libres.

Desde la Copa COVAP y la FEPD consideran que un buen uso de la actividad deportiva introducirá a los jóvenes en las relaciones sociales, enseñándoles respetar las reglas, a ser responsables y a valorar la importancia del compañerismo. Esto les hará comprender que existen personas que pueden saber más que ellos en determinados campos, además de las ventajas que el deporte tiene para el mantenimiento del estado físico general del niño y el desarrollo de su aparato locomotor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La FEPD no comparte la idea de que la competición pueda influir en la aparición del acoso escolar. Según Díaz, “la competición es inherente al deporte. El niño que lo practica siempre compite: contra otros, contra sí mismo. Trata de alcanzar objetivos. La competición en sí misma no es mala ni buena. Es neutra. La forma en la que se aborde por parte de entrenadores y progenitores es la que hará que sea enriquecedora o que fomente otras conductas indeseables”.

ADEMÁS... Claves para reconocer el acoso escolar

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad