Una de cada diez familias españolas tiene que renunciar a alguna vacuna no financiada por culpa de su precio

El precio es un condicionante importante a la hora de decidir si ponen a sus hijos una vacuna no financiada por la Seguridad Social. 

La firma Suavinex ha realizado un estudio para conocer lo que realmente saben las familias españolas sobre las vacunas en España. Los datos recopilados han servido para reflejar que en España sabemos menos sobre vacunas de lo que pensamos.

Aunque el 51 % de las familias encuestadas se autocalifican por encima del 8 sobre 10 en cuanto a su conocimiento sobre las vacunas, la verdad es que, según los datos de la encuesta, hay una fuerte discrepancia entre lo que piensan y la realidad. Por ejemplo, un 81 % piensan que las vacunas se diferencian entre obligatorias y no obligatorias, cuando realmente la diferencia es entre vacunas financiadas y no financiadas por la Seguridad Social. La ley española no obliga a vacunarse ante determinadas enfermedades, pero sí recomienda hacerlo.

Pero si hay un dato alarmante es que el 11 % de las familias encuestadas declaran haber tenido que prescindir de alguna vacuna por su elevado precio y un14 % indicó que el precio es un condicionante importante para decidir qué vacunas poner a sus hijos en el caso de las que no están financiadas por la Seguridad Social como es el caso de las que previenen la Meningitis o el rotavirus, famoso virus gastrointestinal.

Lo que sí está claro, es que los padres españoles están volcados en la salud y cuidado de sus hijos y conocen la importancia de las vacunas para prevenir las enfermedades. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), existen vacunas para inmunizar contra 25 enfermedades infecciosas. Se trata de favorecer la salud colectiva ya que al proteger a los bebés también estamos protegiendo a las personas no vacunadas que puedan relacionarse con ellos.

En consecuencia, resulta muy importante seguir el calendario de vacunaciones de la Asociación Española de Pediatría y completar las vacunas con las dosis recomendadas. No debemos olvidar que ciertas vacunas precisan refuerzos que pueden ir más allá de la edad pediátrica.

Otro aspecto es que únicamente el 37 % de los participantes en el estudio conocía que la elección de vacunas financiadas cambia de año en año y en función de la comunidad autónoma. Solo el 5 % sabía que la decisión de este calendario parte de la suma de la peligrosidad de las enfermedades y la posibilidad de contraerlas en cada comunidad.

En el estudio también se refleja que la mayoría de los españoles eligen fuentes de información correctas en el momento de informarse sobre la vacunación de sus hijos. El 71% se apoya esencialmente en el pediatra y el 22 % en los servicios de enfermería. Solamente un 3% hace uso de internet y un 4 % utiliza el colegio o la familia como fuente principal de información.

ADEMÁS... Calendario de vacunas en España (2018)

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad