Casi la mitad de los niños españoles no toman los lácteos suficientes

Los últimos datos sobre los hábitos alimenticios de nuestros menores revelan unas deficiencias que hay que corregir para un correcto desarrollo intelectual y físico.

La alimentación es uno de los aspectos más importantes para conseguir un crecimiento equilibrado de nuestros hijos, es necesario aportarles todos los nutrientes necesarios de forma ponderada y darles una educación nutricional que les sirva en el futuro.

Según un estudio realizado por Blenuten, una gama de suplementos nutricionales de Laboratorios Ordesa, un 45% de los padres reconocen que sus hijos toman menos de 500 ml de lácteos al día, lo que está por debajo de lo recomendado para aportarles el calcio, el fósforo y la vitamina D que precisan. Si nos fijamos en los de mayor edad, entre 7 y 9 años, el porcentaje de niños con una ingesta insuficiente de leche u otros productos lácteos es del 60%.

El estudio también arroja datos sobre el consumo de pescado: mientras que los niños más pequeños toman dos o más raciones de este alimento a la semana según van creciendo, a medida que se van haciendo mayores, este porcentaje desciende drásticamente.

Con las frutas se aprecia que un 60% de los escolares no las toman a diario o únicamente consumen una pieza al día, lo que resulta insuficiente para su desarrollo.

Además, se da la circunstancia de que aquellos niños que no comen suficiente pescado tampoco toman bastante fruta o verduras, lo que es aún más preocupante. El problema se ve aumentado a medida que los niños van cumpliendo años por lo que las perspectivas son incluso peores.

El estudio se ha realizado entre más de 7.500 familias con hijos de 1 a 9 años con el objetivo de conocer sus hábitos alimenticios, enfocándose en el consumo de lácteos, pescado y frutas o verduras, elementos fundamentales para el correcto desarrollo físico y mental de los niños.

En estas condiciones es indispensable instaurar una buena educación nutricional para mejorar los hábitos de los niños españoles.

Se recomienda que el desayuno represente el 25% del aporte energético que se necesita durante el día y que contenga de forma armónica lácteos, hidratos de carbono y fruta. Se trata de contar con la energía suficiente para afrontar el resto del día. Según el estudio Blenuten, la tendencia es combinar un vaso de leche con hidratos de carbono como el pan, cereales o galletas, pero sin incorporar fruta en esta importante comida, aspecto que hay que corregir incorporando una pieza de fruta o un zumo recién hecho.

La Dra. Alicia Santamaría Orleans, responsable de Comunicación Científica de Laboratorios Ordesa, ha señalado que “es esencial promover una buena educación nutricional y unos hábitos alimenticios variados desde los primeros años de vida. A medida que el niño vaya creciendo resultará más complicado que adquieran buenas pautas de alimentación”.

Cuando nos encontramos con niños “malos comedores”, aquellos a los que les cuesta apurar el plato o que únicamente comen lo que les gusta, puede ser necesario intervenir para asegurar que disponen de todos los nutrientes necesarios y evitar las consecuencias de una alimentación desequilibrada. Para solucionar este problema podemos acudir a la ayuda de suplementos nutricionales que les aporten los minerales y vitaminas que puedan no estar asimilando con su alimentación y que necesitan.

ADEMÁS... Las razones por las que es muy importante que tus hijos desayunen

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad