Un padre se hace taxista para buscar a su hija perdida... y la encuentra

No te pierdas esta historia de una búsqueda de 24 años que termina con final feliz.

image
Imagen: En.people.cn

Todo comenzó hace nada menos que 24 años, el 8 de enero de 1994, en la ciudad china de Chengdu. Un padre de familia regentaba entonces un puesto de fruta y verdura y se encontraba trabajando en él acompañado de su hijita de 3 años cuando se ausentó un momento para conseguir cambio; al volver la niña había desaparecido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Comenzó entonces una búsqueda incansable por parte de este hombre, Wang Mingqing, que ha durado 24 años. Él y su esposa contactaron con la Policía, colgaron carteles, recorrieron las calles sin descanso buscando a la pequeña Wang Qifeng. Así pasaron los años, sin perder la esperanza y las fuerzas y sin dejar de buscarla ni un solo día. En 2015 y ante la ausencia de noticias, decidió ir más allá. Se hizo taxista para recorrer las calles de Chengdu y poder contar al mayor número de personas posible su historia, con la idea de que de algún modo llegara a la niña (ahora ya adulta) y poder dar así con su paradero.

Su idea, que muchos considerarían desesperada, ha funcionado. Después de que más de 17.000 clientes de su taxi conocieran su relato y de que varios medios de comunicación lo publicaran este llegó a oídos de la propia Wang Qifeng, que rápidamente se puso en contacto con la policía. Tras realizarse las pertinentes pruebas de ADN se ha confirmado que es la hija de Wang Mingqing. Padre e hija ya han hablado y si todo marcha según lo previsto esta misma semana tendrá lugar el reencuentro entre ambos... 24 años después.

En este vídeo puedes conocer más a fondo la historia de este padre. Está realizado hace un año, por el canal chino People´s Daily, cuando su hija aún no había aparecido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad