El 30% de los fracasos de la reproducción asistida se debe al estrés

La inseguridad de saber si estas embarazada o no, puede derivar en altos niveles de estrés. Debes aprender a gestionarlo, ya que supone uno de los motivos por los que la reproducción asistida puede no resultar exitosa.

Cuando una pareja ha decidido someterse a un tratamiento de reproducción asistida (Fecundación in Vitro o Inseminación Artificial), lo normal es que lleve tiempo intentando quedarse embarazada de forma natural y no lo hayan logrado. Someterse a este tipo de tratamientos conlleva una carga emocional importante y la ansiedad acumulada puede llegar a producir altos niveles de estrés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

A este estrés inicial, hay que sumar el que se genera durante el periodo conocido como betaespera, que va desde la implantación de los óvulos o la realización de la inseminación artificial hasta que los especialistas nos confirman si el proceso se ha completado con éxito o no. En este periodo, que suele tener una duración de dos semanas, es muy posible que la pareja pase por fases de estrés muy fuertes. La duda de si conseguiremos quedarnos embarazados y si todo nuestro esfuerzo habrá valido la pena, nos puede tensar hasta límites insospechados.

Además, resulta que este estrés puede resultar muy negativo para la consecución de nuestro objetivo. Un estudio de la Sociedad Americana de Fertilidad ha llegado a la conclusión de que los pacientes con altos niveles de ansiedad ovularon un 20% menos, sus óvulos fecundaron un 30% menos y fueron un 20% más proclives al aborto. Es decir, el mismo desasosiego por saber si hemos logrado quedarnos embarazados reduce las posibilidades de conseguirlo.

En estas circunstancias, se hace muy necesario el apoyo psicológico para tratar la ansiedad de la pareja y, en consecuencia, aumentar nuestras posibilidades de éxito. Pilar Conde, psicóloga de Origen Alive, una de las herramientas de apoyo psicológico que emplean en Clínicas Eva, explica que no solo se trata de incrementar las posibilidades de lograr el embarazo, sino también de mejorar la calidad de vida de las personas implicadas en el proceso.

Con el tratamiento psicológico se trata de mitigar los altibajos que se producen durante la tensa espera. La pareja puede pasar de la euforia a la tristeza en lapsos muy reducidos de tiempo, lo que puede poner en peligro su propia estabilidad y convivencia. Para evitar este tipo de situaciones, Pilar Conde da los siguientes consejos para hacer más llevaderas las dos semanas de espera previas a la obtención de resultados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
  • No estés constantemente intentando localizar síntomas de embarazo. Cada persona puede experimentar diferentes sensaciones después de pasar por la fase de reproducción asistida, intentar traducir las nuestras únicamente nos lleva a incrementar el estrés. Deja que sean las pruebas médicas quienes nos den el resultado.
  • Tu pareja puede vivir estos días de forma diferente a ti. No busques que los dos afrontéis de la misma forma este periodo, apoya y respeta su forma de ser sin forzar las situaciones.
  • Busca también el apoyo de tu pareja. Comparte con ella estos momentos y procura comunicarte con tu familia y amigos, no te guardes tus sensaciones solo para ti.
  • En la medida de lo posible mantén ocupada tu mente para que el tiempo pase más deprisa. Realiza actividades que te resulten estimulantes y procura mantener tus costumbres habituales.
  • Dedica parte de tu tiempo a tus emociones, no las evites. Habla de ellas con tu pareja y personas de confianza, pero sin que las conversaciones giren exclusivamente sobre este periodo de betaespera. Amplía tus temas de preocupación a otros aspectos de la vida.
  • Realiza ejercicios de respiración para controlar tu ansiedad. Incorpora hábitos saludables como realizar deporte moderado (dar largos paseos, yoga, etc.) y mantén una buena alimentación.
  • No dudes en consultar a los especialistas cuando tengas cualquier temor. Los psicólogos y ginecólogos tratan continuamente estos temas y su misión es ayudarte.

    Ánimo futuros papás, dos semanas pueden pasar muy rápido si logramos gestionar nuestro estrés y el premio merece mucho la pena.

    Y además...

    Reproducción asistida: métodos y testimonios de madres

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Actualidad