La píldora anticonceptiva masculina, cada vez más cerca

Aunque cada vez estamos más cerca, todavía existen ciertas contraindicaciones que frenan la comercialización de anticonceptivos masculinos. Descúbrelas.

El Centro Médico de la Universidad de Washington ha probado con éxito una píldora anticonceptiva masculina llamada Dimethandrolone Undecanoate o DMAU, que contiene una serie de hormonas sintéticas que impiden la producción de espermatozoides. La prueba se ha realizado con 100 hombres sanos y ha demostrado que su aplicación durante 30 días consecutivos es eficaz y consigue el objetivo fijado. Este anticonceptivo puede suministrarse por vía oral o por inyección.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Efectos secundarios de la píldora masculina

No obstante, todavía tendremos que esperar un tiempo para encontrar este nuevo producto en el mercado, dado que la muestra no es demasiado representativa y se han producido algunos efectos secundarios: aumento de peso (entre 1 y 4 kilos) y una disminución del colesterol bueno (HDL). Estos son algunos de los motivos que ralentizarán su comercialización. Tendremos que esperar a que se amplíe la muestra, se demuestre más a largo plazo que la ingesta diaria de esta píldora bloquea la producción de esperma y se confirmen estos efectos secundarios u otros que pudieran aparecer.

Los especialistas coinciden en que un procedimiento anticonceptivo para hombres es la alternativa más sencilla y eficaz ya que el esperma no depende ciclos como sucede con los óvulos de la mujer, y esta es la razón por la que los hombres siempre son fértiles. Además, conociendo como se conoce el proceso de la producción de esperma, es relativamente fácil conseguir los métodos para interrumpir esta producción.

Resulta curioso ver como la aparición de efectos secundarios durante la administración de la píldora anticonceptiva masculina sigue frenando su comercialización, a pesar de que la píldora anticonceptiva femenina tiene un amplio abanico de efectos secundarios (ansiedad, aumento de peso, sangrado intermenstrual, alteración del flujo vaginal, cefaleas, náuseas, disminución de la libido, cambios de humor…) y sin embargo se encuentra en el mercado desde los años 60 del pasado siglo. Las mujeres están en lo cierto al pensar que los inconvenientes que estas sufren son notablemente mayores que los que actualmente se conocen que se producen en los hombres.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Hacia un futuro compartido

Pero no todo son contradicciones. También cabe destacar los múltiples beneficios de los anticonceptivos femeninos, como la disminución del sangrado y del dolor menstrual o la mejora que ha producido en la libertad sexual de la mujer y su capacidad de controlar el momento de tener hijos. Además, la aparición de nuevas hormonas sintéticas también está permitiendo reducir los efectos negativos que hemos comentado.

Parece razonable que una vez que se comercialice el producto anticonceptivo masculino, se pudiera establecer con la pareja una utilización compartida de ambas píldoras. De esta forma, ambos pasarían por sus efectos secundarios, no habría problemas si uno de ellos tuviese que interrumpir el uso del anticonceptivo y aumentaría la empatía mutua. Quizás este sea el futuro deseable en el que ambas partes de la pareja asuman la responsabilidad sobre la composición de la familia.

Tendremos que estar atentos a la evolución de la ciencia en este campo.

Y además...

--> Anticonceptivos durante la lactancia

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad