Cuando él prepara el baño

Reconocemos que el resultado es muy divertido, pero antes de copiar la idea que ha tenido este padre para bañar a sus retoños... conviene echar mano del sentido común.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

A sus hijos les ha encantado y seguro que él se ha divertido mucho mientras inmortalizaba este simpático momento. No sabemos cómo reaccionar ante este peculiar baño diario, pero antes de que te lances a imitar a este papá, hay una serie de cuestiones sobre seguridad infantil que conviene tener en cuenta.

  • El exceso de jabón es perjudicial para la piel de los niños, especialmente la de los más pequeños, ya que su epidermis es mucho más sensible que la de los adultos. Un producto que hace mucha espuma no es el más adecuado para elllos. En su baño diario necesitas un producto de higiene respetuoso con su piel. Con una pizca de un cosmético lavante, sin jabón, es suficiente.
  • Si deseas que su baño tenga espuma, con un par de centímetros es suficiente. Todo aquello que interrumpa la buena visibilidad y el control de los pequeños debe quedar descartado. Si el pequeño se hunde, quizá la persona que está a su cuidado no pueda percibir el peligro.
  • El jabón es una sustancia que resbala, los niños nunca deben ponerse de pie en el baño y menos aún si hay una cantidad de jabón elevada que convierta el suelo de la bañera en una superficie deslizante. Además, si el niño tiene la piel llena de espuma, te resultará muy difícil sujetarlo con firmeza y sacarlo del agua en caso de peligro.
  • Cuando hay varios niños en el agua, los grifos deben estar bien visibles y protegidos con elementos acolchados de seguridad, para evitar que alguno de los pequeños se golpee.
  • Siempre que un niño está en el agua y disfruta de ella, salpica parte de ella fuera de la bañera (más si son dos niños que se sientan y levantan). Otros pequeños no pueden entrar, sin control, en el baño, ya que el riesgo de que resbalen con el suelo mojado es elevado.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Actualidad