¡Estoy congestionada!

Tranquila, es un síntoma muy común en el embarazo, aunque no sea de los más conocidos.

Es probable que notes la nariz taponada y seca, e incluso que tengas la voz tomada. Y no, no estás constipada. Lo que te pasa es una congestión causada por el aumento de la hormona progesterona y remitirá tras el parto. Mientras tanto, puedes aliviarla...

  • Ventilando tu dormitorio cada día y encendiendo un par de horas antes de irte a la cama el humidificador. Cuando te acuestes, apágalo.
  • Aplicándote suero fisiológico en la nariz cada vez que lo necesites.
  • Controlando el aire acondicionado y la calefacción: ten en cuenta que no debes seleccionar nunca temperaturas extremas.
  • Evitando exponerte a ambientes con humo (tabaco, cocinas...).

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Actualidad