Cuida tu línea e hidrátate

No te fíes de la sensación de sed y ten una botella de agua o líquido siempre a mano. Beberás sin darte cuenta y te sentirás mejor.

Puede parecer una obviedad, pero hay que recordarlo: tener a mano una botella de agua (o de cualquier otro líquido o refresco) puede ayudarte a prevenir la deshidratación y los graves riesgos que conlleva, como la pérdida de memoria a corto plazo, los frecuentes dolores de cabeza o la disminución del rendimiento físico y la atención. Hay tres niveles de deshidratación: el leve, el moderado y el severo. Y solo tienes que perder un 2% del agua que compone tu cuerpo para notar cómo el organismo se resiente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por eso es importante que escojas, en función de tu nivel de actividad física y el estilo de vida que suelas llevar, el tipo de bebida que más vaya contigo (bebidas zero, light, con cafeína, sin ella, isotónicas, con o sin gas, etc.). No te fíes solo de tu sensación de sed y procura tener siempre tu bebida cerca. Verás como de vez en cuando bebes sin darte cuenta y al final del día te sientes mucho mejor. No esperes a tener sed y lee la información nutricional y la relativa a la cantidad de calorías que aportan las bebidas.Cuando practiques deporte, recuerda que no es recomendable consumir líquidos de ninguna clase a muy bajas temperaturas. El choque térmico que éstos provocan puede ser tremendamente perjudicial. Con este consejo presente, hidrátate siempre correctamente, tanto antes como durante y después de hacer ejercicio.

Como sabes, es imprescindible que incluyas frutas y verduras en tu dieta porque contienen mucha agua, pero entre el 75% y el 80% de la que consumas debe proceder de líquidos como el agua, la leche, los zumos, las infusiones y los refrescos. El equivalente a ocho o diez vasos de líquido al día es una buena referencia para mantener una adecuada hidratación. Además, gracias a las bebidas bajas en calorías no tienes que preocuparte por mantener la línea. Por otro lado, olvida el mito de que beber demasiado puede hacerte sentir hinchada y súmate a la práctica del vaso de agua en ayunas, para acelerar tu metabolismo y asimilar las comidas mejor. A continuación te mostramos cuál es el contenido hídrico de las bebidas que más se consumen en verano para que puedas escoger la que más te guste y lograr un equilibrio entre hidratación, cuerpo y mente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
  • Agua del grifo:100%
    • Agua embotellada:100%
      • Bebidas refrescantes con edulcorantes (con/sin gas):99%
        • Bebidas refrescantes con zumo de frutas y edulcorantes (con/sin gas):98%
          • Té:98%
            • Café:98%
              • Infusiones:98%
                • Gazpacho:95%
                  • Bebidas isotónicas o para deportistas:94%
                    • Lecha desnatada:91%
                      • Bebidas refrescantes con azúcar (con/sin gas):90%
                        • Leche semidesnatada:90%
                          • Zumos de fruta:88%
                            Publicidad - Sigue leyendo debajo
                            Más de Actualidad