Juego para animar a los niños a pintar

¿A qué niño no le gusta jugar con los rotuladores y hacer sus pinitos en el mundo de la pintura y el color? Ahora lo tendrán muy fácil y se lo pasarán en grande.

Para facilitar la iniciación de los más pequeños en el mundo del color, favorecer su coordinación y su capacidad cognitiva se presenta Giotto be-bè Egg. Es más que un juego y consiste en lo siguiente: el movimiento para pintar surge de forma natural cuando el peque apoya la mano ergonómicamente sobre Giotto be-bè Egg; y consigue moverse libremente gracias a sus ruedecitas, potenciando así la imaginación y la curiosidad del niño.

Acompañados de los rotuladores de la misma firma, súper lavables, crean una pareja estupenda para mejorar la psicomotricidad de los niños y avivar su creatividad.

Está pensado para niños a partir de 18 meses. Más información haciendo click aquí y aquí.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad