Participa en esta iniciativa y colabora en la creación de una sala de juegos

La marca de juguetes Playskool busca 85.000 sonrisas solidarias para ayudar a la Fundación Aladina a crear una sala de juegos en la Unidad de Oncología del Hospital Gregorio Marañón, de Madrid.

Hasbro Iberia (hasbro.com), con motivo de la celebración del 85 aniversario de su marca PLAYSKOOL, presenta 85.000 Sonrisas, una acción solidaria que tiene como finalidad de ayudar a los niños enfermos de cáncer atendidos por la Fundación Aladina (aladina.org).

Gracias a esta iniciativa se creará una sala de juegos en la Unidad de Oncología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid. La acción solidaria busca alcanzar 85.000 sonrisas para “regalárselas” a estos niños de la Fundación Aladina, en forma de una completa sala de juegos que permita hacerles más llevadera su estancia en el centro sanitario madrileño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para colaborar, entra en www.playskool.es/85000-sonrisas, y con solo este sencillo gesto estarás donando una sonrisa al proyecto solidario.

También puedes subir una fotografía a la “Galería de Sonrisas” que encontrarás en la web, para inspirar a los niños a sonreír, o participar a través de la APP en el perfil de PLAYSKOOL en Facebook.

Esta iniciativa de Hasbro forma parte del Plan de Acción Social de la compañía, que contempla la colaboración con otras entidades sociales como ACNUR, Cruz Roja, Fundación Sueño y Vida, Acción Contra el Hambre y Fundación Teodora, entre otras.

La Fundación Aladina se consolida como una de las organizaciones con las que Hasbro colabora más estrechamente. Esta entidad privada sin ánimo de lucro ayuda desde 2005 a niños y adolescentes con cáncer, así como a sus familias, a las que ofrece apoyo integral: material, psicológico y emocional.

La Fundación cuenta con distintos programas de apoyo en los centros hospitalarios en los que colabora. Entre ellos destacan las importantes mejoras materiales que lleva a cabo, como ha sido la construcción del Centro Maktub, un nuevo centro de trasplantes de médula ósea en el Hospital Niño Jesús, así como sus programas de voluntariado lúdico, terapias psicológicas (individuales y familiares) y apoyo material a familias con necesidades extraordinarias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad