¡Ven a mi baby shower!

Consiste en celebrar al final del embarazo una fiesta dedicada al futuro bebé. Está de moda entre las estrellas de Hollywood. ¿Tú vas a ser menos?

Victoria Beckham colgó en Twitter las fotos de su fiesta; la de Britney Spears tenía temática marroquí; Tori Spelling ofreció a sus invitados masajes en un hotel...

Hablamos de una tradición muy extendida en Estados Unidos: las baby showers, fiestas con las que la futura mamá y sus amigas despiden el embarazo y celebran la futura llegada del bebé.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Si quieres organizar una, te damos las claves.

EL PAPEL DE LA ANFITRIONA

Una amiga, la hermana o la madre de la embarazada (o incluso ella misma) es la encargada de los preparativos de la fiesta, que puede tener lugar en casa de la futura mamá, en un hotel o en un local de eventos. Así, Eva Longoria organizó la baby shower de Victoria Beckham en casa de la ex Spice, y la madre de Thalia alquiló un hotel de Miami para la de su hija.

Suele realizarse un mes antes de la fecha de parto prevista y se celebra a la hora del té. Lo más frecuente es que sean reuniones limitadas a la embarazada y sus mejores amigas, como la que celebró Paloma Cuevas en su casa, a la que acudieron Lydia Bosch, Nieves Álvarez y Genoveva Casanova. Pero también hay baby shower mixtas, como la de Penélope Cruz y Javier Bardem.

LAS INVITACIONES

Si eres la organizadora, recuerda que debes enviar las invitaciones con una semana de antelación.

Existen muchos modelos de tarjetas, todos ellos diseñados con colores alusivos al sexo del niño y con ilustraciones infantiles. En ellas se incluyen los nombres de la futura madre y del bebé, la hora y el lugar donde se celebrará la reunión y, si se desea, el programa de actividades y cualquier otra indicación para los invitados (por ejemplo, en la de Victoria Beckham se pidió que todos fueran de rosa).

Mira en: www.invitaciones-baby-shower.com y www.planet-cards.es

LA DECORACIÓN

Decora la casa con globos, guirnaldas y cualquier motivo relacionado con niños. Lo tradicional es elegir entre el color azul o rosa dependiendo del sexo del bebé, en caso de que ya se sepa, o escoger un tono neutro como beige, blanco o verde lima.

Es habitual disponer una cesta para colocar regalos de menor tamaño y preparar un pequeño recuerdo para los invitados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Busca ideas en: www.barullo.com y rebecaterron.blogspot.com

EL MENÚ

Como la tradición es que la baby shower se celebre a la hora de la merienda, lo suyo es que la anfitriona prepare té o café y lo acompañe de aperitivos y cupcakes.
Lo que no puede faltar es la tarta, que es como cualquier pastel de cumpleaños, pero decorado con motivos relacionados con bebés, como chupetes, biberones o pañales.

La encontrarás en: www.samanthacatering.com, www.tartasartesanales.es

LA DIVERSIÓN

No hay baby shower que se precie sin un programa bien pensado de actividades y juegos. Uno de los clásicos es adivinar el tamaño de la tripa de la futura mamá: se suele utilizar un rollo de papel higiénico o una cinta y cada invitado debe cortar la medida que crea que se acerca más a la real.

También son tradicionales los juegos de memoria, de preguntas y respuestas y los crucigramas, siempre relacionados con bebés.

¿Y QUÉ PUEDES REGALAR SI ERES LA INVITADA?

Uno de los objetivos de la baby shower es equipar a la mamá con lo que necesitará su hijo. Así, los regalos deben ser cosas que el niño vaya a precisar en los primeros meses. Es habitual que la madre deje una lista de regalos en una o varias tiendas de bebé, para facilitar las compras de los invitados.

Se obsequia ropita de recién nacido, juguetes, mantitas o artículos de decoración para su habitación. Los regalos pueden ser individuales o bien hacerse entre varios invitados, si el presente es un carrito o la cuna.

Tienes ideas en: www.babydeli.com, www.nobodinoz.com y www.pick-a-bee.com.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad